Los Monjes Maratonianos de Hiei

La hazaña del maratoniano japonés, hasta hace poco casi amateur, Yuki Kawauchi, que ha corrido dos maratones en 15 días con unas marcas de 2.09 y 2.12, trae a la memoria la leyenda de los Monjes Maratonianos de Hiei.

Se trata de una tradición milenaria, cuyos orígenes se remontan hacia el siglo IX. Huei es una zona montañosa de Japón, en la que un monje budista inició una tradición, que se consolidó a partir del siglo XIV y que llega hasta nuestros días, consistente en correr distancias diarias de entre 25 y 40 kilómetros durante un período de 100 días.

En el budismo, las montañas tienen un significado especial. La tradición de correr por estas zonas montañosas significaba para los monjes budistas una forma de acentuar su espiritualidad. Y también una especie de iniciación. Una prueba para alcanzar una estatus especial de monje.

Según la tradición, los aspirantes debían correr durante 100 días unas distancias diarias de entre 25 y 40 kilómetros. Por zonas montañosas y de forma ascética: vestidos con túnicas, calzados con sandalias y con escasos alimentos. Corriendo desde el amanecer, y dedicando parte del tiempo de descanso a la meditación trascendental. Un buen plan de entrenamiento :-)

Uno de los pocos complementos que llevaban estos monjes era un cuchillo. No para defenderse de ataques de fieras, ni para ayudarles a cazar. Su fin era ayudarles a suicidarse en caso de fracaso. Una señal de la trascendencia de la prueba para ellos.

Si ya el reto de recorrer esas distancias de forma ininterrumpida durante 100 días nos parece una heroicidad, aún lo es más la prueba reservada a los monjes que deseaban alcanzar un estado superior de espiritualidad. Esta consistía en completar en un plazo de unos 7 años 1.000 días corriendo, en bloques de 100 días cumplimentando distancias diarias incluso superiores a las antes indicadas (llegando en algunos casos hasta unos 85 kilómetros). Una auténtica barbaridad. Todo ello en las condiciones indicadas (calzados con sandalias, pocos alimentos, etc.) e, incluso, llegando en la última semana a la prueba definitiva de recorrer durante varios días seguidos esas distancias sin ningún tipo de alimentación o bebida. Lógicamente, la leyenda habla de un cierto porcentaje de monjes que fallecían durante la prueba.

Una curiosa experiencia, que entronca con la tradición maratoniana de Japón, con numerosos atletas de élite en esta especialidad. También viene a la mente, como no, la filosofía que se encierra tras el ensayo “De que Hablo cuando Hablo de Correr“, de Haruki Murakami, uno de los mejores escritores contemporáneos, en el que describe la relación entre su afición al running y su vida personal y profesional. Un autor que también refleja tradiciones de este calibre en otras muchas de sus obras, como en la que, en mi opinión, es su obra maestra, “La Crónica del Pájaro que da Cuerda al Mundo“.

Y para terminar, una aproximación occidental al mundo japonés. La excelente película de Sofía Coppola “Lost in Traslation“. Una obra muy recomendable y con estupendos momentos musicales, como este romántico karaoke de Bill Murray sobre la maravillosa canción de Fleetwood Mac.

Aunque hablando de la banda londinense creada en 1967, donde hay que descubrirse en su maravillosa vocalista Stevie Nicks, protagonista de canciones inolvidables.

Y hablando de Bill Murray, un genial actor, aunque quizá algo infravalorado, su genial interpretación en una de las películas que mejoran con el tiempo, “Atrapado en el Tiempo“.

Independientemente del origen del hito de Yuki Kawauchi y de su posible futuro como maratoniano de élite (en realidad es funcionario), creo que esta tradición de los Monjes Maratonianos de Hiei es un buen ejemplo de la relación entre el running y la espiritualidad. Para los que quieran profundizar en ella, mi recomendación es acudir al libro “Running, a Global Story”, de Thor Gotaas, en la que descubrí esta historia y que ha sido fuente de algunos de los datos de este post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s