Medio Maratón Villa de Madrid 2012

El próximo 1 de Abril se celebrará la 12ª edición de esta carrera popular, organizada como en los últimos años por el club AD Marathon. Excelente test para la preparación del Maratón de Madrid, este año con la nueva organización y formato “Rock’n’Roll Madrid Maratón“.

He corrido esta prueba en 11 ocasiones. Todas desde que se desarrolla con el actual formato (anteriormente, Madrid tenía un Medio Maratón semi – oficial con una prueba de 20 kilómetros patrocinada por Adidas). Tiene un significado especial, dado que su 1ª edición del 1 de Abril de 2001 fue la primera carrera popular en la que participé, acabándola en un tiempo de 1.35’37”, tras una corta preparación (desde inicio de Febrero de ese año).

Mi mejor marca en esta carrera es 1.19’18” en la edición del año pasado, que es, asimismo, mi mejor en Media. También he logrado en esta carrera mi segunda marca en Media (1.19.25 en 2009), un par de participaciones en torno a 1.20 y otro par alrededor de 1.22. La media de la marca de las 11 participaciones es de 1.23’26”.

Un poco de Historia

Esa 1ª edición de 2001 se celebró días después de los Oscars de ese año, el de Gladiator y Erin Brockovich. En música, el Oscar a la mejor canción recayó en un clásico, Bob Dylan.

Otra de las nominadas fue la estupenda Bjork. Era también el año de Dancing in the Dark, de Lars Von Trier.

Año en el que en España la mejor canción del pop fue esta obra maestra de Los Planetas:

Y en el que en televisión, TVE estrenaba “Cuéntame” y en Canal+ se emitía por vez primera una serie estrenada en Estados Unidos hacía dos años, la mejor de la historia: Los Soprano.

Buen homenaje para un clásico que este año cumple su 40 aniversario:

Pero si por algo recordamos aquella mañana de la primera Media Villa de Madrid es por el minuto de silencio guardado en memoria del maratoniano Diego García, fallecido de forma repentina el día anterior. Aquí está en aquel memorable Maratón del Campeonato de Europa de Atletismo de Helsinki en 1994, saltando (!) a los brazos de Martín Fiz tras cruzar la meta segundo, medalla de plata.

Referencia para el Maratón de Madrid

Como referencia para el Maratón de Madrid, decir que en los años en que he corrido ambas, la marca de Mapoma ha sido, en término medio, el resultado de multiplicar la de la Media Villa de Madrid por 2 y sumarle un 18%.

En cambio, los dos años en que ha coincidido con la preparación de mis participaciones en el Maratón de Londres (2010 y 2011), la marca en este Maratón ha sido la resultante del Villa de Madrid por 2 y sumarle un 10%, algo más razonable. Y también una muestra de la dureza de Mapoma (ahora Madrid Rock’n’Roll Maratón) en comparación con Londres.

También comentar que en las 9 ocasiones en que he corrido en el mismo año esta Media y la Media de Fuencarral – El Pardo, el tiempo en el Villa de Madrid ha sido, de media, 3’45” menos que en esta segunda. Prueba de la dureza de las cuestas de El Pardo y, en parte, del momento prematuro de preparación con el que se llega a esta Media de Fuencarral.

Plan de Entrenamiento

Sin ánimo de ser muy exhaustivo, comentar que en mi última participación el año pasado (marca final 1.19’18”), el entrenamiento durante el mes de Marzo previo a la carrera se resume como sigue:

– Aproximadamente 360 kilómetros en 4 semanas.

– Aproximadamente 55 – 60% de los kilómetros a ritmos cómodos (en torno a 4’20” – 4’25”).

– Aproximadamente 30% a ritmos medios controlados (4’00” – 4’05”).

– Resto series, siendo las más representativas las de 6/8 x 800 a medias de 2’40” – 2’45” cada una y de 2/3 x 3000 a medias de 3’35” el kilómetro.

Ritmos altos, que este año no estoy consiguiendo, básicamente por el efecto de la alergia a arizónicas y la contaminación de Madrid. Este año, si las cosas se dan “medio bien”, iré a por un 1.20′ – 21′. Entrenamientos de este fin de semana, como referencia: sábado 24 kilómetros a 4’16” de media; domingo 5×1000 a 3’33” de media + 1 k ritmo cómodo a 3’51” + 5 k de trote de recuperación.

Organización

La organización de la carrera es bastante buena. Si es verdad que hay detalles algo mejorables, como cierto descontrol en la salida por cajones (aunque, para ser justos, más achacables a los propios corredores que a la organización), los principales aspectos logísticos están bastante bien resueltos. Sobre todo si se considera la gran afluencia de corredores, ya que esta es una de las pruebas más multitudinarias de la capital (12.261 “finishers” el año pasado).

La recogida de dorsales es cómoda y bien organizada. En los últimos años, en el Centro Comercial Art Decó de la Ermita del Santo. Lugar en el que se produjo la única actuación en nuestro país, hace muchos años, de uno de los más importantes cantautores norteamericanos, el gran James Taylor.

La anterior recogida en el Polideportivo de Antonio Machado me resultaba más cómoda, aunque, lógicamente, la infraestructura y espacio quizá se quedaba justo para tanto corredor.

Todos los aspectos relacionados con el corte de calles, vallas y, por supuesto, avituallamientos están perfectamente resueltos. También la comunicación de la carrera es adecuada, y este año veo buenos perfiles en Twitter (@media_madrid) y Facebook, con 1.000 y 3.000 seguidores, respectivamente, así como una buena web. Quizá un paso más sería el de un “trackeo” de tiempos y corredores durante la carrera, vía web o SMS.

La logística de guardarropas y aseos portátiles en la salida ha mejorado significativamente en los últimos años, con el único inconveniente de la quizá excesiva lejanía de la entrega y recogida de bolsas respecto a la salida (motivada principalmente por las dimensiones del Paseo de Coches y, por supuesto, el elevado número de corredores).

Es de destacar, en estos últimos años, la excelente camiseta técnica de Asics, uno de los patrocinadores de la carrera. Un ejemplo de hace unos años:

Por cierto, como remate, merece la pena repasar uno de los excelentes (y emotivos) spots de la última campaña (“Made of Sport”) de esta marca:

Recorrido

Céntrico y algo duro, aunque no tanto como el perfil de Mapoma y, por supuesto, más favorable para una buena marca que el de otras Medias madrileñas como la de Fuencarral – El Pardo antes comentada, o la de Ciudad Universitaria.

Antes de su descripción, comentar que el recorrido original de los primeros años, con salida en Canal y llegada al interior del Estadio Vallehermoso era mucho más atractivo y algo más cómodo. Esperemos que tras la remodelación de dicho Estadio actualmente en curso la carrera vuelva a este recorrido. La entrada era una experiencia sensacional. Y lugar legendario en el atletismo por haber supuesto la primera derrota de Edwin Moses (al parecer, con gripe) tras una racha de victorias extraordinaria durante 10 años consecutivos.

El recorrido actual tiene salida y llegada en El Retiro, con los pros (entorno) y contras (logística y polución) que conlleva.

Los dos primeros kilómetros, tras la salida desde el Paseo de Coches de El Retiro, son en ligera subida por la calle Príncipe de Vergara. Especialmente en ascenso el tramo entre el cruce con la calle Goya y la Plaza del Marqués de Salamanca.

Escasos metros más abajo del cruce de Príncipe de Vergara con la calle Hermosilla se encuentra uno de los mejores bares de tapas de Madrid, Estay. Recomendable para unos pinchos después de la carrera si hemos dejado el coche cerca de allí.

Pasado el kilómetro 2 se gira a la izquierda por la calle Diego de León, por la que se baja en un descenso para recuperar fuerzas hacia Serrano, a la altura de la Embajada Americana, por la que se transitan unos escasos metros para girar a la derecha en el Puente de Eduardo Dato (excelentes vistas de La Castellana) y dirigirse, ya en ligera subida hacia la calle Almagro, que se toma hasta Alonso Martínez, aproximadamente en el kilómetro 4.

Dada la dureza de los 5 siguientes kilómetros, este arranque hasta Alonso Martínez debe afrontarse con calma, sin forzar mucho, especialmente en las subidas y bajadas. Hay que correrlo a un ritmo bastante más lento al medio que queremos conseguir al final de la carrera.

El tramo entre los kilómetros 4 y 9 es uno de mis preferidos en las carreras populares de Madrid.

Desde la citada plaza de Alonso Martínez hasta la Plaza de Castilla en permanente subida por Santa Engracia, primero, y Bravo Murillo, después. La recomendación es que, si se han conservado fuerzas en los 4 primeros kilómetros, en estos 5 en subida se corra al máximo de fuerzas. Una vez alcanzado el 9 vuelven tramos favorables y en esta subida se juegan buena parte de las opciones de una buena marca.

En el primer tramo entre Alonso Martínez y la Plaza de Chamberí se corre por Santa Engrancia, en paralelo a la calle Covarrubias, donde se encuentra uno de los bares clásicos de Madrid, sede de excelentes conciertos. Se cumplen precisamente ahora 10 años de uno de los más recordados, el de la grabación del disco en directo en el que colaboraron muchos de los habituales del garito, entre ellos, por supuesto, los hermanos Urquijo, muy vinculados al local.

El siguiente tramo entre Iglesia y Cuatro Caminos sigue siendo en ligera subida. En este nos empezamos a encontrar con las primeras aglomeraciones de público animando, especialmente en la confluencia con Ríos Rosas. Parte de la carrera especialmente atractiva, con el paso por las instalaciones del Canal, con su estético depósito (ahora sala de exposiciones) y, un poco más adelante, por el Parque de Bomberos, con los coches fuera con sus sirenas sonando. Un clásico en esta carrera.

También se transita, cerca del cruce con José Abascal, con la nueva sede de “Booksellers“, una de las mejores librerías inglesas de Madrid.

Una de mis últimas adquisiciones en su local de Fernández de la Hoz fue la recomendable “The Unnamed”, de Joshua Ferris, autor de la también excelente y divertida “Then We Came to the End”.

Buen lugar para intentar conseguir en formato papel una de las mejores obras especializadas que se publicaron el año pasado. Aclamada por la prensa en Estados Unidos, “The Master Switch” de Tim Wu es un excelente recorrido por las dinámicas de creación y destrucción de los monopolios de la comunicación, dando un repaso a la historia durante todo el siglo XX y los inicios del actual de los principales players norteamericanos: ATT en las telecomunicaciones, NBC y RCA en la radio, las Networks y CNN en la televisión, el sistema de Estudios en el cine, Google y Apple en Internet, etc.

Como curiosidad, en la parte cercana a la glorieta de Cuatro Caminos (una zona más llevadera, con menos pendiente) se pasa delante de la mejor heladería de Madrid, “La Romana”. Helados naturales, sin productos artificiales. Los mejores: pistacho, avellana y marscarpone en otoño – invierno; sandía, limón y manzana verde en primavera – verano.

Entre el kilómetro 6 y pico y el 9 la carrera transcurre por la popular calle de Bravo Murillo, con 4 tramos bien diferenciados por sus estaciones de Metro: Alvarado, Estrecho, Tetúan y Valdeazederas.

Todo en subida, con algunos tramos especialmente duros, como, por ejemplo, el previo al cruce con Lope de Haro en la zona de Estrecho y el inmediatamente anterior al metro de Valdeazederas, tras el cruce con Sor Ángela de la Cruz, en lo que era la antigua zona de los cines de esta calle (Versalles, Murillo, etc.), de los que actualmente solo quedan los Lido, convertidos en multisalas, unos metros más abajo. Una curiosa foto, para nostálgicos de la zona (esto es ahora, desgraciadamente, una especie de bingo):

Unos cines, como el Versalles de la imagen, en los que, hace muchos años, algunos hemos presenciado estrenos de películas como “Star Wars”, y que hoy merece un pequeño recuerdo por el fallecimiento del uno de los creadores de este universo de George Lucas y de sus muñecos y robots, Ralph McQuarrie:

Aunque es un barrio de clase media, señalar que en la zona derecha de Bravo Murillo a la altura de Tetuán y Valdeazederas se encuentran quizá la mayor y mejor concentración de restaurantes de calidad de Madrid.

Desde los tradicionales El Asador Donostiarra (buey a la piedra), Txistu (carne y pescados), La Dorada (pescados y frituras), La Máquina (mariscos y pescados), La Penela (tortillas de Betanzos), La Albufera (arroces), etc., a los nuevos restaurantes de alta cocina creativa, de los que quizá el mejor representante es Diverxo, de David Muñoz, en la calle Pensamiento. Es complicado reservar mesa.

Zona también con gran afluencia de público. Y entendido, familiar, dada la proximidad con la Dehesa de la Villa, lugar de entreno de numerosos runners de Madrid. Uno de los mejores lugares para correr en Madrid, su circuito del “canalillo”. Su curva de los 200, el auténtico “rompeolas” de esta ciudad.

Una vez alcanzada la Plaza de Castilla en el kilómetro 9, se gira a la derecha para afrontar un tramo sencillo por la calle Mateo Inurria, que desemboca en la cuesta abajo de Caídos de la División Azul en la que se encuentra el kilómetro 10, donde se toma tiempo parcial.

Se pasa por delante de otro de los bonitos depósitos del Canal de Isabel II (ahora con amenazas de privatización).

Momento para recordar que Madrid tiene, probablemente, el mejor agua de España (esperemos que siga siendo así). Y para recomendar una cerveza, recientemente lanzada al mercado, elaborada aquí, con agua pura de Madrid, realmente excepcional: La Cibeles. Suave y deliciosa. Especialmente recomendable la negra o morena.

Esta es una zona, especialmente en esos metros previos al kilómetro 10, para recuperar. Es interesante tomar la referencia el ese paso intermedio para ya tener la sensación de ritmo y marca final. Si se pasa en el ritmo medio previsto o ligeramente por debajo, es probable que se consiga la marca estimada.

Tras la cuesta abajo, giro a la derecha por la Avenida de Pío XII, en la que primero nos encontramos, justo enfrente de El Chaflán (uno de los mejores restaurantes de Madrid), una subida significativa. Por eso es recomendable reservar en la bajada previa al kilómetro 10. Pero una vez superado este primer tramo, el resto de la calle Príncipe de Vergara, hasta el kilómetro 11,5 en que gira hacia Serrano, es cómodo, incluida una bajada pasada la plaza de la República Dominicana. Por aquí hay que intentar ir a tope.

Como se ha dicho, en el 11,5 se gira a la derecha para subir por Serrano hacia el Hospital de San Rafael y luego bajar por El Viso. Desde ese punto hasta el kilómetro 14, enfrente a la Embajada de Estados Unidos en Serrano, se repite el itinerario del final e inicio del CSIC (una de las mejores carreras populares de Madrid), con el mencionado paso por El Viso, la fuente de los Delfines, Magariños, CSIC, Instituto de Empresa (cuesta abajo muy pronunciada) y cruce de María de Molina hasta Eduardo Dato (subida intensa). Dado el punto de la carrera, cercano al 14, hay que intentar ir a tope, aunque la llegada a la zona de la Embajada USA se hace dura.

El giro a la izquierda se hace duro, con una subida de unos 800 metros no demasiado inclinada pero si constante por Diego de León hasta coger de nuevo Príncipe de Vergara.

Desde aquí hasta el esquinazo de El Retiro con O’Donnell se repite el tramo inicial de la carrera en sentido inverso. En esta ocasión, la sensación es más favorable y se perciben con más claridad las bajadas, especialmente la que se recorre entre la Plaza del Marqués de Salamanca y la calle Goya. Ojo, al final de esta bajada hay que subir unos 200 – 300 metros hasta O’Donnell, ya a la altura del kilómetro 16, que se hacen duros.

Los 5 últimos kilómetros repiten, más o menos, la fisonomía de muchas de las carreras que terminan en El Retiro. Es muy similar, por ejemplo, al recorrido de la Carrera Ponle Freno que organiza el Grupo Antena 3. Primero un tramo favorable por el lateral de Menéndez Pelayo, probablemente con mucha animación, en el que se pasa por delante de una de las mejores tabernas de Madrid, Arzabal.

A continuación, una bajada “a tumba abierta” por la plaza de Mariano de Cavia y la calle Reina Cristina. Esta bajada se agradece y es muy recomendable aflojar el ritmo y recuperar para afrontar con garantías los 2 duros kilómetros que vienen a continuación del paso por delante de Atocha.

En efecto, hay una subida muy dura por Alfonso XII que consta de dos tramos diferenciados. Los primeros metros, entre el 18,5 y el 19, aproximadamente, son extraordinariamente duros, con una pendiente muy pronunciada. Aquí hay que esforzarse y pensar que es el último tramo exigente. Una vez que se supera la entrada al Parque por la puerta que dirige al Ángel Caído, la subida hacia la Puerta de Alcalá es menos empinada y se puede coger un mejor ritmo. Por este tramo se pasa delante del Casón del Buen Retiro.

Este año parece que cambia el recorrido en relación a las ediciones anteriores, en la que se entraba a El Retiro por la mencionada puerta del Ángel Caído. Dos ventajas, en mi opinión: 1.- se evita la dureza de la cuesta inicial de entrada al Parque y se sustituye por una más tendida hacia O’Donnell; y 2.- se evita el “callejeo” en la parte interior de El Retiro, con curvas frecuentes y muy giradas, que hace disminuir el ritmo final.

Y una tercera: este es el trazado final del Maratón de Madrid, por lo que uno se puede familiarizar y prever el esfuerzo y estrategia en esta parte final de cara a la carrera del 22 de Abril.

Una vez que se alcanza la Puerta de Alcalá en el kilómetro 20, la carrera ya esta hecha. Hay que sufrir un poco por el lateral de O’Donnell hasta la entrada a El Retiro, uno tramo de unos 500 metros en ligera subida. Pero ya pensando en que el recorrido final dentro del parque, de unos 500 metros, se hace por la calzada del Paseo de Coches por la que se salió, ancha, en ligero descenso y con mucha animación.

Por supuesto, en esta parte hay que apretar para intentar rematar la marca. Suele ser un tramo favorable y agradable, aunque siempre se tiene la sensación de que nunca llega la pancarta de meta con el cronómetro. Pero aquí, la alegría de terminar nos lleva con “happy feet” hasta el final.

Buena suerte a todos en esta carrera.

Anuncios

16 pensamientos en “Medio Maratón Villa de Madrid 2012

  1. Perk

    muy bonito, yo solo la he corrido una vez, y éste año repito, te tendré en mis pensamientos…muchas gracias

    Responder
  2. juan camacho

    enhorabuena por este maravilloso post, que releere segun se vaya acercando el dia de mi primera media,estoy muy ilusionado y nervioso a la vez….espero que mis pies me lleven a la pancarta final……sin prisa..un saludo

    Responder
  3. Javi

    Estupenda entrada, ese fin de semana corro mi primer medio maratón y aunque el recorrido es ligeramente distinto, estoy seguro de que tus consejos me serán de gran ayuda. Creo que alguna vez nos hemos cruzado en la Dehesa, donde entreno a menudo.

    Responder
    1. José Manuel González Pacheco Autor de la entrada

      Hola Javi.
      Muchas gracias por los comentarios.
      Espero que te sirva de ayuda y, sobre todo, que disfrutes de la carrera; es preciosa. Yo tengo la inscripción, pero no decidiré hasta última hora si voy.
      Seguro que nos hemos cruzado por la Dehesa, he corrido allí más de 40.000 km y paseado unos cuantos más. Si coincimos, me avisas.
      Un abrazo, y suerte el domingo.
      JM.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s