Zurich Marató Barcelona 2013

Tras las dos participaciones en el Marató de Barcelona de los años 2008 y 2009, el pasado domingo 17 de Marzo de 2013 completé por tercera vez esta carrera.

A continuación se resumen una serie de aspectos que complementan la entrada acerca del recorrido, organización y otros temas, que fue bien acogida en este Blog (la sexta de mayor audiencia entre las cuarenta que lo componen a la fecha actual).

Aspectos Positivos

Además de los numerosos puntos fuertes descritos en dicha entrada (recorrido, ambiente, organización, etc.), en la comparación respecto a aquellas ediciones de 2008 y 2009 destacaría lo siguiente:

  1. Una consolidación de la Organización de la prueba. Se han mejorado algunos temas. La logística de recogida de dorsales e información previa, tanto en su web como en las sucesivas Newsletters, son excelentes. En la Feria del Corredor no se forman colas. La actuación de los voluntarios, así como su número, son sensacionales. La organización en cajones de la salida, perfecta. Un diez para los abundantes y muy bien surtidos puestos de avituallamiento. La atención en la llegada, perfecta. La información a través de SMS y redes social posterior a la carrera, abundante, rápida y cercana. Salvo algunos pequeños matices a mejorar para futuras ediciones, que se comentan más adelante, un gran trabajo que ha permitido situar a esta prueba en el liderazgo de los Maratones españoles y, quizá, europeos. Es probable que, en estos momentos, solo Londres, Berlín y, posiblemente, París se sitúen por encima del Marató de Barcelona. Y, por supuesto, la distancia respecto al Maratón de Madrid, al que ya superó, en mi opinión, en aquellas dos primeras ediciones, se ha incrementado de forma exponencial. Un nuevo toque de atención y, ojalá, un incentivo comparativo para que la actual organización de Mapoma, o (preferiblemente) una nueva (AD Maratón?) sitúen a la prueba de la capital donde le corresponde. En resumen, un excelente modelo, que ha permitido crecer la participación y el número de corredores que terminan la carrera desde los 7.500 – 8.000 de las ediciones de 2008 y 2009 hasta los casi 15.000 de la carrera del pasado domingo.
  2. La presencia y animación del público en el recorrido. Resultó llamativo que en un día tan lluvioso y a primeras horas (el Maratón comienza a las 08.30) hubiera tanto público en numerosos tramos del recorrido. Las zonas más destacadas, por orden de recorrido, fueron la salida y subida inicial por Sants, los primeros tramos de bajada por la Diagonal, Gran Vía y Paseo de Gracia, Sagrada Familia, Avenida Meridiana a la altura de la Media, giro en la parte baja de la Diagonal a la altura de la Torre Agbar, giro opuesto a la altura del Forum y, en general, desde el Parque de la Ciudadela hasta la Meta. Los tramos en los que se agradecería una mayor presencia de animación son una parte de los comprendidos entre los kilómetros 25 y 35, con excepción de los comentados anteriormente. No obstante, incluso en esas zonas, la presencia de público y animación es significativamente superior a la de la mayoría de los tramos del Maratón de Madrid, por ejemplo. También destacar, el respeto de los espectadores por los corredores y el transcurso de la prueba, potenciado, quizá, por el control de los voluntarios y los cuerpos de seguridad. En concreto, la práctica inexistencia de público cruzando las calles por las que transitan los corredores (en el caso de mi trayecto, solo dos puntuales). Otra nota excelente para la ciudad.
  3. El recorrido. Ya destacado en la anterior entrada sobre esta carrera, se han apreciado ligeros cambios respecto a las ediciones de 2008 y 2009 que, en mi opinión, le han mejorado ligeramente. Destacaría, especialmente, algunos cambios de calles entre los kilómetros 22 y 26 y la subida final por el Paralelo en contraposición a los anteriores tramos por las Rondas. Desconozco si en las ediciones de 2010 a 2012 ya se presenciaron estos cambios. En general, y con ligeros matices, estos pequeños cambios creo que mejoran el perfil.

Aspectos a Mejorar

Para seguir consolidando este Maratón, algunos pequeños detalles menores que podrían atenderse en futuras ediciones:

  1. La obligación de cambiarse de ropa y empaquetar las mochilas, antes del inicio, en los exteriores de los pabellones, probablemente para evitar un cierto caos en el interior. De manera desafortunada, este momento coincidió, para la mayoría de los corredores, con un intenso chaparrón. Dadas las dimensiones del recinto de entrega y recogida de mochilas, creo que se podría haber considerado la opción en el interior.
  2. De nuevo en el mismo lugar, pero, en este caso, en la Feria del Corredor previa, la sugerencia de los organizadores y vigilantes de atravesar la totalidad de la mencionada Feria para salir por la puerta trasera. Coincidiendo con los momentos de máxima afluencia, se pierde mucho tiempo. Especialmente en el caso de los menos interesados en los productos de la Feria y con menos tiempo disponible (por ejemplo, los corredores de fuera).
  3. Algunas calles no cortadas al tráfico en su totalidad. A pesar de no llegar a los insultantes extremos de la organización del Maratón de Madrid (por ejemplo, en los kilómetros finales por la Ronda de Atocha), y, en general, tratarse de tráfico bastante alejado de los corredores, creo que se podría pensar en un corte íntegro en algunas zonas en que aún no se produce, como, por ejemplo, la Avenida Meridiana.
  4. La ausencia de algunos pequeños detalles organizativos como, por ejemplo, el reparto de plásticos protectores antes y después de la carrera. Especialmente de agradecer en un día lluvioso como el pasado domingo.

En resumen, una excelente carrera.

Como referencias (personales) finales, unos breves comentarios por si pueden ser de interés.

Evolución de las marcas

De los 03.08.39 del 2008 y los 03.05.52 del 2009, este año mejoro ligeramente la marca al 03.02.59 de esta edición. Es mi cuarta mejor marca (de dieciocho Maratones). Sorprendente resultado, dado que, al margen de los habituales problemas (hernia discal, alergia, etc.), las dos semanas de máxima carga (-2 y -3 respecto a la de la carrera) prácticamente no entrené debido a una fuerte gripe y posterior sinusitis y problemas en los oídos. La marca prevista era de 03.05 – 03.10, en el escenario optimista, y de 03.10 – 03.15 en el intermedio. Esta es, quizá, una buena referencia de la bondad del recorrido y, sobre todo, de la climatología del día (lluvia y temperatura moderada).

Como referencia para futuros entrenamientos de esta carrera, la curva de kilómetros en las 14 semanas anteriores (exceptuando la de la carrera) fue la siguiente: 77 – 71 – 75 – 75 – 71 – 81 – 81 – 84 – 85 – 83 – 84 – 35 (gripe) – 27 (gripe) – 85. Los ritmos medios semanales fueron mejorando entre la primera y la décimo – primera desde los 04:45 a los 04:38 el kilómetro, para una última, tras la gripe, de vuelta a los 04:45.

Otra referencia es la del (duro) Medio Maratón de Fuencarral – El Pardo, un mes antes, aproximadamente, con una marca de 1.22.59. Como indico en la entrada sobre esta carrera, esta Media penaliza, en general, entre 3 y 5 minutos respecto a un recorrido óptimo.

Sugerencias musicales y literarias

Para empezar, como pequeño guiño a la Organización, la penúltima canción que amenizó los momentos previos a la carrera. Como su título indica, una ayuda para “romper el muro” del final de la carrera.

Y otro original guiño a un tema de actualidad. Tanto por la evolución de los descubrimientos del robot Curiosity como, sobre todo, por la expectación ante las nuevas canciones y la exposición en el V&A de David Bowie.

Y ahora, por supuesto, el original.

En cuánto a libros recientes, el excepcional documento de la historia, política y moral del Siglo XX de Tony Judt. Comprado para el viaje, enganchado. Una obra maestra, quizá un libro que pasará a la historia, para entender el Siglo XX.

Un clásico (cómo no había leído esta maravilla!), El Desierto de los Tártaros, de Dino Buzzati. Novela de los años 40 acerca del tedio, la monotonía, el aburrimiento, el conformismo. Existencialismo y simbolismo. Genial.

Por último, un capricho, a la espera de lo último sobre universos paralelos y teoría unificada de Lisa Randall, las originales y artísticas “50 Teorías…”, de Editorial Blume. En la encantadora librería madrileña Panta Rhei.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s