Ruta en el Corredor Ambiental del Manzanares

En este artículo se describe una ruta de unos catorce kilómetros para correr o pasear a la orilla del río Manzanares en el tramo comprendido entre el Centro Deportivo de Somontes y Mingorrubio.

Screen Shot 2014-05-02 at 11.49.18

Es un recorrido que utilicé varias veces en la recuperación de una operación de hernia inguinal a partir de febrero de 2010, en las semanas previas al Maratón de Londres del 25 de abril de ese año, y que, desde entonces, solo he vuelto a realizar de forma puntual. Hacia mucho tiempo que no la repetía.

Guardo un buen recuerdo de esta ruta por el resultado de aquella recuperación, que me permitió participar en dicho Maratón de Londres, con una marca de 03:03:50, tras solo nueve semanas de entrenamientos (con la mayoría de los rodajes largos en esta ruta). También, y especialmente, por los paseos familiares, antes y después. Es una zona excelente, en algunas de sus partes, para el paseo en épocas de buen tiempo ya que el entorno natural es excelente; uno de los mejores de Madrid.

Este dos de mayo, festividad en Madrid, fue la primera ocasión en que he vuelto a completar la ruta corriendo, y equipado con un cronómetro con GPS que me ha permitido calibrar con mayor exactitud su longitud. Esta descripción se basa en dicho recorrido. El rodaje se ha realizado a ritmo cómodo (04:55 minutos por kilómetro, aproximadamente), tomando en consideración el practicado el día de ayer (cerca de dieciocho kilómetros, ligeramente por debajo de 04:40 minutos el kilómetro) y del periodo, aún, de recuperación de la lesión producida en el pasado Maratón de Barcelona.

Adicionalmente, al final de la descripción del recorrido se incluye una actualización basada en los datos registrados en un rodaje de 14,7 kilómetros en esta ruta realizado el 12 de octubre de este año 2014, cinco meses después del original en el que se basa esta entrada. El recorrido en esta ocasión es ligeramente superior dado que incluye 600 metros, aproximadamente, de rodaje inicial y final por el interior del Centro Deportivo Somontes. No obstante la discrepancia en la distancia, considero de interés incluir los gráficos registrados con un modelo de cronómetro Garmin 620 dado que se incluyen unas imágenes muy completas y fidedignas del mapa del recorrido, su altimetría y algunas referencias de los ritmos en los distintos tramos del rodaje (realizado en 01:04:45, a un ritmo medio de 04:24). De especial ayuda son las señalizaciones en los gráficos de las cortas, pero explosivas subidas y bajadas de la ruta, en compañía de los cambios de ritmo y cadencia de zancada en los mismos.

Algunas partes de esta ruta también coinciden con la Senda GR124, alguno de cuyos otros tramos están descritos en otras rutas incluidas en este blog.

Se incluyen algunas imágenes tomadas de varias fuentes. He tratado de indicar su procedencia. En caso de que los autores originales, con mi agradecimiento anticipado, lo solicitaran, serían retiradas. En una posterior actualización de esta entrada, incluiré fotografías originales de los tramos más importantes del recorrido.

Descripción General de la Ruta

  1. Longitud: 14,1 kilómetros.
  2. Punto de inicio: aparcamiento del Centro Deportivo de Somontes.
  3. Punto final (ida): ribera del río Manzanares a la altura de Mingorrubio.
  4. Perfil: en general, llano; con ondulaciones puntuales; alguna de ellas con mucha pendiente, pero cortas.
  5. Superficie: mayoritariamente, tierra; incluyendo. aproximadamente, dos kilómetros de aceras o asfalto.
  6. Orientación: muy sencilla, paralela al río; prácticamente en línea recta, con curvas, no pronunciadas, siguiendo el cauce del río.
  7. Atractivo: notable.

Descripción del Recorrido por Kilómetros

Kilómetro 1

Comenzamos en el lateral del aparcamiento del Centro Deportivo de Somontes que enlaza con el Corredor Ambiental del Manzanares. Se encuentra entre las instalaciones de la Federación Madrileña de Hockey (Hierba) y dicho Centro Deportivo.

El inicio de la ruta está a la izquierda, pocos metros antes de la entrada del Centro. Se deja a la izquierda un restaurante con terraza al aire libre y a la derecha las primeras pistas de tenis del Centro.

A los pocos metros del inicio (asfalto en descenso) aparece el primero de los paneles indicadores de la ruta (encontraremos algunos más durante el recorrido).

pardo000ll1

 Fuente: http://www.espormadrid.es

El inicio incluye un ligero descenso que, tras el paso por debajo de una gran tubería (que hace necesario agacharse ligeramente), comienza a ascender muy levemente.

En este primer kilómetro, de superficie de tierra, en un sendero con una anchura razonable, a la derecha se encuentran las primeras pistas de tenis y del juego de pádel del Centro Deportivo, y, a continuación, el largo campo de prácticas del juego de golf. En ocasiones, en el sendero y zonas de vegetación colindantes se encuentran pelotas de golf que han superado los límites del campo.

A la izquierda, el río Manzanares. Toda la ruta se realiza en paralelo al río. El recorrido que se describe en este post traza el sendero más cercano al mismo (en algunas zonas, se bifurca ligeramente). En esta primera parte, el río no se vislumbra claramente como consecuencia de la frondosa vegetación en su ribera.

Sendero

Fuente:http://www.espormadrid.es

Tras la bajada inicial, previa al paso por la gran tubería, los siguientes quinientos metros, aproximadamente, incorporan una, también, ligera subida; prácticamente inapreciable.

El punto kilómetro uno se encuentra justamente en el paso del sendero a través de un pequeño (no más de cinco metros) puente de madera.

Kilómetro 2

Transcurre entre el citado pequeño puente y la segunda de las papeleras metálicas, de color verde, situadas a la derecha del sendero tras superar el gran puente del ferrocarril.

Puente_Ferrocarril

Fuente: http://disfrutandodemadrid.blogspot.com.es

Es una zona más agradable que la anterior, dado que el río ya se aprecia fácilmente a la derecha, con zonas en que su cauce se encuentra, prácticamente, a la misma altura del sendero por el que se corre o pasea (en algún caso, incluso, con pequeñísimas “playas” de arena a las que se puede fácilmente acceder).

Al inicio de este tramo se encuentra uno de los aparcamientos habilitados en el sendero (habitualmente, el más transitado). Es una zona en la que, en días de temperatura agradable, abundan los excursionistas que aprovechan la mañana o la tarde para pasear, o para comer y merendar; se encuentran pequeñas zonas habilitadas para ello.

El sendero es liso y con una anchura considerable. Permite una buena carrera, a pesar de la más que probable presencia de paseantes y bicicletas.

Las vistas del otro margen del río una vez superado el puente del ferrocarril comienzan a ser espectaculares. El paso de trenes, muchos de ellos de cercanías, sobre el puente es muy frecuente.

Esta es una zona en que, antiguamente, los madrileños acudía (acudíamos) al baño. Era considerada una especie de “playa de Madrid”. Recuerdo algunas tardes de domingo con mis padres, tíos y abuelos en esta zona, cerca de los barrios en que siempre he vivido.

20140502-184647.jpg
Fuente: http://pasionpormadrid.blogspot.com.es

El paso por el kilómetro dos se produce, exactamente, en la segunda papelera verde a la derecha del sendero una vez pasado el puente. Unos pocos metros antes de esa papelera se encuentra una señal indicadora del aparcamiento antes comentado. Y unos cuatrocientos metros después, aproximadamente, se encuentra una nueva papelera verde en que está marcado, en blanco, un indicador de dos kilómetros, tomado con otra referencia de inicio (según mi medición, ese punto se encuentra a los 2.400 metros del inicio del recorrido en el aparcamiento del Centro Deportivo de Somontes).

Kilómetro 3

Hacia los 2.400 metros comienza una ligera subida que, tras un falso llano, culmina en una “meseta” a los 2.900 metros.

Sendero_Curva

Fuente: http://pedaleapormadrid.es.tl

Las vistas a la izquierda siguen siendo sensacionales y el recorrido muy cómodo y agradable.

En este punto ya se recuerda, a la vez que se corre, el paralelismo de este sendero con la Carretera de Somontes a El Pardo, que abarca los kilómetros del siete al doce, aproximadamente, de la maravillosa Media Maratón de Fuencarral – El Pardo, mi carrera favorita.

la foto-2

Como referencia, el kilómetro tres se encuentra unos metros después de culminada la última cuesta del tramo citado (2.400 a 2.900 metros) y se identifica por la presencia de uno de los paneles indicadores del recorrido, con el enunciado “El Encinar”, que describe la vegetación de esta parte.

Las vistas de la otra parte del río, el Monte de El Pardo, desde este punto son excepcionales. Hasta tal punto que, en ocasiones, acuden grupos pertrechados con buenos equipos telescópicos para la prospección del monte al otro lado del río, en el que abunda no solo la vegetación, sino especies como ciervos y jabalíes. Es un gran espectáculo. Merece la pena una visita, aunque no sea para correr.

Kilómetro 4

Tras la subida hacia la “meseta”, una ligera bajada hacia una de las zonas menos atractivas del recorrido. A la derecha, el río desaparece debido a la frondosa vegetación y numerosos árboles. A la izquierda, lo que antes era bosque (y, a lo lejos, la magnífica carretera de la Media), se sustituye por una zona de edificios, industrias y el comienzo de las casas del pueblo de El Pardo.

Incluso la superficie de la ruta empeora, pasando de un sendero de tierra, más o menos natural, a una zona desgastada por las recientes obras de construcción de los citados edificios.

El punto kilométrico cuatro se encuentra a la altura de un singular edificio con un par de grandes carteles que indicar la condición de “Fontanería”, primera de las casas que dan entrada al pueblo de El Pardo.

Kilómetro 5

Esta es la parte menos atractiva del recorrido.

Incluye el paso desde la entrada al pueblo de El Pardo por la llamada avenida del Padre Cipriano (seguimos a la ribera del río) y la gran pista de tiro ecuestre junto a los establos de las instalaciones militares de la zona (numerosas).

La primera parte, tal como se indica, es una de las calles del pueblo de El Pardo, por la que se puede optar, cómodamente, debido al escaso tráfico existente, entre correr por la acera o el asfalto de la carretera. Recomiendo lo segundo. El paso por la acera, además de sobre una superficie más dura, implica sortear árboles, personas paseando, ajustar el recorrido por zonas de acera muy estrechas e, incluso, esquivar contenedores de basura y residuos plásticos.

Aproximadamente a la mitad de este tramo (es decir, hacia los 4.500 metros de recorrido) se cruza la carretera que conduce del pueblo hacia la zona conocida como El Cristo de El Pardo (agradables terrazas de restaurantes en épocas de buen tiempo y un magnífico entorno, como el resto de la zona).

Entre el kilómetro cuatro y medio y el cinco se corre por un interesante paseo al lado del río, con algunas zonas habilitadas en condición de miradores. De nuevo, unas buenas vistas del río y una zona cómoda para pasear con niños. A la izquierda, como se ha mencionado, los campos de tiro y caballerías militares. El olor no suele ser tan intenso como, por ejemplo, el del paso por el Club de Campo colindante a la ruta por el Anillo Verde y la entrada a la Casa de Campo, también descrita en este blog.

El terreno sigue siendo llano; aunque, en este kilómetro, sobre acera, asfalto y baldosas, que lo hacen más duro para correr.

Este kilómetro cinco, junto con el anterior cuatro, son, en mi opinión, los únicos “lunares” en este recorrido.

Kilómetro 6

Se vuelve al sendero de tierra. Y a las espectaculares vistas del río Manzanares. En esta zona, iniciando una serie de curvas. Asimismo, el sendero se eleva, proporcionando, quizá, las mejores vistas del río de toda esta ruta.

Este kilómetro incluye una muy empinada subida, de unos trescientos metros, a partir de los 5.450 metros, que concluye en un llano (con excelentes vistas del río a la izquierda) y, a continuación, una bajada muy significativa que coincide con el kilómetro seis. Es recomendable no olvidar esta empinada cuesta, que se subirá en el recorrida de vuelta. La más inclinada de toda la ruta.

A la derecha se ve a lo lejos el pequeño barrio o pueblo de Mingorrubio, en el que se encuentran un par de “chiringuitos” muy apetecibles y transitados en las noches de primavera y verano por los vecinos de la zona y barrios cercanos, a los que tratamos de acudir de vez en cuando.

Kilómetro 7

Este último kilómetro abandona la trayectoria lineal de la mayor parte del recorrido anterior y comienza con una serie de curvas. La medición de la ruta descrita supone, siempre, el sendero paralelo más cercano al río.

Y a través del mismo, alcanzamos un punto que recuerda una pequeña “glorieta”, a los 6.600 metros, en el que, antes, la ruta podía cruzar al otro lado del río, por una zona francamente interesante. Hace unos meses, el puente que unía ambas riberas fue demolido, pudiéndose acceder al otro lado, únicamente, a través de un muy estrecho sendero que se debe iniciar en la anteriormente mencionada carretera desde El Pardo a la zona conocida como El Cristo de El Pardo. Un sendero que, por su estrechez, no es recomendable para la carrera; sí para el paseo, dado que al final de ese camino, al otro lado del río, recorremos los senderos colindantes con la zona de caza de el monte, en la que, frecuentemente y en determinados meses del año, nos podemos encontrar con ciervos que se acercan a la zona.

Dado que no es posible cruzar, a partir del citado kilómetro 6,6 podemos recorrer unos 450 metros por un estrecho sendero, paralelo al río (el más cercano al mismo que encontremos, girando ligeramente hacia la izquierda según del recorrido de nuestra carrera), para completar, aproximadamente, siete kilómetros.

El punto de vuelta del recorrido es, aproximadamente, el de los 7.050 metros y se encuentra a la altura de dos escaleras en forma de “V” que enlazan el pequeño sendero por que corremos con una zona superior de paseo, identificada por unas barandillas de madera.

Subimos por la escalera del lado largo de la “V” (de menor pendiente que la primera que encontramos) y, desde ese punto, iniciamos el recorrido de vuelta. En sus primeros metros, desde el citado paseo superior al sendero que hemos recorrido, al que nos incorporamos a los pocos metros de esta vuelta, girando noventa grados a la derecha para incorporarnos a la zona que antes hemos denominado pequeña “glorieta”. A partir de ese punto, el recorrido de vuelta es, exactamente, el mismo descrito para la ida.

El final, en el punto desde el que comenzamos a correr, en el aparcamiento del Centro Deportivo, indica una medición total de la ruta de, aproximadamente, 14.100 metros.

Valoración de la Ruta

Aspectos Positivos

  1. Excelente entorno natural, con vistas sensacionales de uno de los más bellos parajes de Madrid, el Monte de El Pardo.
  2. Magnífica combinación de zonas llanas (la mayoría) y, en un porcentaje menor, cuestas de diverso tipo (ligeras y empinadas).
  3. Anchura razonable en la mayor parte del sendero para correr con comodidad.
  4. Mayoría del recorrido con superficie de tierra natural.
  5. Comodidad de acceso y estiramiento final a través del aparcamiento del Centro Deportivo de Somontes o del correspondiente a la Federación Madrileña de Hockey.
  6. Distancia razonable para completar un buen rodaje medio.

Aspectos Negativos

  1. Tramo desde el kilómetro tres a, aproximadamente, el cinco menos atractivo (transito por la zona de edificios y calles del pueblo de El Pardo).
  2. Excesiva inclinación de alguna de las cuestas del recorrido. Especialmente las que se encuentran en los puntos 4.550 y 6.000, aproximadamente, del recorrido de ida (subida y bajada, respectivamente en ese sentido; a la inversa en el contrario).
  3. Alguna zona estrecha, incómoda si se coincide con gente paseando o con ciclistas. Especialmente la zona de acera en la avenida del Padre Cipriano, en el pueblo, y, sobre todo, el pequeño sendero que completa el recorrido desde el antiguo puente (derruido) del punto 6.600 y la culminación de la ruta entre los puentes en “V” en, aproximadamente, los 7.050 metros.
  4. Los, aproximadamente, dos kilómetros de carrera (ida y vuelta) por asfalto, acera y baldosas en el pueblo y en el paso paralelo al río entre los kilómetros cuatro y cinco.
  5. La presencia de mucha gente paseando por las zonas más concurridas de los aparcamientos de inicio y el pueblo de El Pardo.
  6. Distancia insuficiente, en una configuración solo de ida y vuelta, para constituir un rodaje largo de preparación de un maratón.

En la recapitulación final de las rutas incorporadas en esta temporada, actualizaré esta en el resumen global, que incluye su evaluación. Es previsible que esta se incorporé entre las de mejor valoración de la citada recopilación. Es una de las más atractivas para correr en Madrid, que, sinceramente, recomiendo.

Referencias Actualizadas (Rodaje del 12 de Octubre de 2014)

Perfil de la Ruta y Datos Básicos del Rodaje Controlado

Tal como se ha indicado anteriormente, este rodaje incluye, aproximadamente, 600 metros adicionales al anteriormente descrito, recorridos en el interior del Centro Deportivo Somontes. Por lo tanto, a la hora de comprobar las referencias, recomiendo añadir a la anterior ruta los 400 metros iniciales de la salida en esta nueva ocasión y los 200 metros finales (tramos recorridos en el interior del Centro).

Screen Shot 2014-10-12 at 17.47.15

Pasos Kilométricos y Cadencia de Paso

Screen Shot 2014-10-12 at 17.50.04

Otros

Para concluir, una sugerencia literaria y un comentario.

Lo último leído, la excelente novela de Benjamin Black (John Banville), recién editada por Alfaguara, “La Rubia de los Ojos Negros”. Un homenaje a Raymond Chandler (la protagoniza P. Marlowe y es una petición de sus herederos), que recrea el universo de la novela negra clásica, entretenida, con personajes poderosamente construidos y, sobre todo, magistralmente escrita. Entre sus grandes diálogos y citas, me quedo con ésta: “Por alto que seas, algunas mujeres te hacen sentir más bajo que ellas.”

20140502-191826.jpg

Y, por supuesto, en este dos de mayo, un pequeño homenaje al acontecimiento de la semana.

20140502-192218.jpg

Tantos años jugando al futbolín en los billares de Madrid, y finalmente el derby será una final de la Copa de Europa. En Lisboa no valdrán los goles con la media ni con el hueco.

Encuesta

Finalmente, para los lectores que amablemente lo deseen, adjunto una encuesta sobre la utilidad de este artículo. Gracias de antemano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s