Archivo de la etiqueta: Maratones

Maratón de Barcelona 2017. Resumen

Datos de la carrera

  1. Tiempo neto: 02:59:20.
  2. Clasificación general: 527 (de 16332 corredores: 3,2%).
  3. Clasificación categoría: 73 (de 3739 corredores de la categoría: 2,0%).
  4. Otros datos:
    1. Calor durante toda la carrera, con sol en su primera parte y nubes en la segunda.
    2. Alta concentración de polen de ciprés (escala 6 de 9).
    3. Excelente organización. Enlazo este buen resumen de @blogmaldito.
    4. Gran ambiente y animación por parte del público.

Hitos

  1. 25º maratón completado.
  2. 6º maratón completado en Barcelona (2008, 2009, 2013, 2015, 2016 y 2017).
  3. 7º maratón corrido por debajo de las 3 horas (3º consecutivo en Barcelona por debajo de ese tiempo).
  4. Marcas medias acumuladas del conjunto de maratones terminados:
    1. Total 25 maratones (desde 2001): 03:09:00.
    2. Últimos 12 maratones desde 2010 (6 de ellos sub3): 03:01:30.

Análisis de tiempos en comparación con 2016

  1. Marca final:
    1. Prácticamente igual en términos absolutos: 02:59:20 en 2017 vs 02:59:37 en 2016.
    2. Mucho mejor en términos relativos:
      1. Subida de 261 posiciones en la clasificación general (del puesto 788 al 527).
      2. Subida de 59 posiciones en ranking de la categoría (del puesto 132 al 73).
      3. Probable causa de la mejora relativa: el impacto del calor en la carrera, estimado en unos 4 minutos (el puesto 788 de la general alcanzado en 2016 con casi la misma marca en 2017 está en un tiempo de 03:04:19 y el 132 de la categoría en 03:03:41).
  2. Parciales cada 5 kilómetros:
    1. Muy similares.
    2. 22″ perdidos entre los kilómetros 10 y 15 (debido a la parada para orinar en la Gran Vía).
    3. 24″ recuperados entre los kilómetros 15 y 20 (sobre todo, en una excelente subida de la Avenida Meridiana).
  3. Peores tramos kilométricos: Kilómetros 33, 34 y 36 en Avenida Litoral y Parque de la Ciudadela (+20″ acumulados vs 2016). Debido, probablemente, a los excesivos ritmos en la subida y bajada en la Diagonal en la zona de la Torre Agbar.
  4. Mejores tramos kilométricos:
    1. Kilómetros 19 y 20 en el final de la subida e inicio de la bajada en el tramo alto de la Avenida Meridiana (-17″ acumulados vs 2016). Coincidió con el momento de mejores sensaciones en la carrera.
    2. Kilómetro 38 a 04’04” en la bajada por la Avenida Laietana (-18″ vs 2016). El momento, tras la favorable entrada por Portal del Ángel, en que visualicé mentalmente la posibilidad de bajar de 3 horas en la meta.

Como dato adicional para la comparación, indicar que el Garmin marcó 42,44 kilómetros en esta edición del 2017 frente a los 42,55 en 2016; mejores trazadas.

El resumen kilómetro a kilómetro de esta comparación de la carrera con la del año pasado se detalla en la siguiente tabla y gráfico:

Análisis de tiempos en comparación con 2015

Se resumen, al igual que en el caso anterior, en la siguiente tabla y gráfico:

En este caso, la medición es prácticamente la misma (42,46 km y 42,44 km, respectivamente). Asimismo, se produjo una parada para orinar similar a la de este año (kilómetros 11 y 12, aproximadamente del mismo tiempo).

La comparación (48 segundos más en 2017) se resume en:

  1. Una pérdida de casi 1 minuto en la primera parte del recorrido (kilómetros 3 a 11), zona en subida cercana al Nou Camp y la parte alta de la Diagonal, principalmente.
  2. Otra pérdida de también 1 minuto, aproximadamente, en las zonas de bajada cerca de la Sagrada Familia (excepcionales los ritmos en 2015 en esa zona entre los km 16 y 18) y en la zona siguiente al puente de Calatrava, por el extremo final de la Gran Vía, en los kilómetros 22 a 25.
  3. La recuperación, de nuevo, de más de 1 minuto en esa espectacular fase final de la carrera de este año, desde el kilómetro 38 (bajada de Portal del Ángel y Laietana) hasta la meta. En estos 4 kilómetros y pico finales, el ritmo medio en 2017 ha sido de 4’23″/km, frente a los 4’40″/km del 2015.

Comparación con conclusiones plan de entrenamientos

  1. Conclusión: en línea con el tiempo medio previsto (02:58:15), corregido por los 45″ de la parada en el kilómetro 13.
  2. Mejores bases de comparación:
    1. Ritmos últimas semanas de entrenamiento en comparación a los de Berlín 2014.
    2. Rodaje de 17 km de la semana previa prácticamente igual al de  2016.
    3. Media de todos los maratones anteriores, corregida al alza por los efectos de la alergia.
  3. Factores en contra de una mejor marca:
    1. Excesivo calor durante la carrera.
    2. Molestias estomacales por la importante ingesta de agua para mitigar los efectos de ese calor.
    3. Niveles altos de pólen y dificultades respiratorias derivadas (ligero asma y nariz taponada durante casi toda la carrera).
    4. Algo de cansancio en las piernas por los prolongados paseos del sábado (de 11:00 a 19:00, con una parada de hora y media para comer).
  4. Factores a favor de la buena marca final:
    1. Ausencia de molestias físicas significativas durante la carrera, a pesar de las dudas previas (sobrecargas en isquiotibiales y sóleo derechos).
    2. Buen calentamiento previo, en apartamento, calle y cajón de salida.
    3. Buena temperatura en el inicio de la carrera que favoreció la entrada en buenos ritmos sin molestias.
    4. Conocimiento del circuito y excelente regulación de esfuerzos en los kilómetros finales (bajada a tope por la Vía Laietana y subida controlada por el Paralelo).
    5. Excelente logística para el amanecer previo a la salida: alojamiento en apartamento Erik Vökel Gran Vía, a 5 minutos de la salida y posibilidad de cómodo desayuno en el mismo.
    6. Buenas comida (spaghettis con langostinos al ajillo, en Farga) y cena (macarrones y atún en, apartamento) del sábado.

Resumen de entrenamientos y carreras en 2016: 10 Hitos y un apéndice

A continuación resumo en 10 hitos los datos de mis entrenamientos y carreras en 2016.

Uno. Récord de distancia completada

En total, 4230 km en el año, con el siguiente detalle mensual y comparación con 2015.

2016_km

Es el máximo anual desde que empecé a correr en el 2000 y supone un 16% más que en 2015 (y un incremento similar respecto, también, a 2014).

Equivale casi exactamente a 100 maratones.

He corrido esta distancia en un total de 335 horas, con una frecuencia de un 88% (321 días saliendo a correr del total del año).

La media diaria de distancia por día saliendo a correr ha sido de 13,2 km, con un tiempo medio de 62,5 minutos, aproximadamente.

Dos. Mejores datos mensuales de distancia recorrida

Diciembre ha sido el mes en que mayor distancia he corrido en los últimos años con 398 km. Septiembre y julio han sido también el segundo y tercer mes, respectivamente, en ese ranking, con 381 y 385 km, respectivamente; también, enero, junio y octubre han sido importantes, con más de 370 en los mismos.

En general, durante todo el año he corrido con bastante regularidad. Al margen de las dos semanas inmediatamente después de los dos maratones completados he corrido al menos 60 km en todas las del año; 101 km fueron los recorridos en la semana de mayor intensidad.

2016_barras

Tres. Mejora del ritmo medio

Por primera vez desde 2013 mejoro el ritmo medio de carrera respecto al año anterior, con 4’45″/km vs 4’46″/km en 2015.

2016_tabla_ritmos

Aplicado este ritmo sobre la equivalencia simbólica de la distancia del año, significaría haber corrido en el año 100 maratones (prácticamente, dos por semana) a 03:20, aproximadamente, cada uno de ellos.

Cuatro. Mejor semestre histórico y segundo mejor trimestre histórico

El segundo semestre de 2016 ha sido el mejor histórico tanto en distancia recorrida (2179 km) como en el ritmo medio alcanzado (4’42″/km), mejorando ligeramente, en este caso, el dato del segundo semestre del 2015 (en concreto, en 40 décimas de segundo por km).

2016_semestres

Asimismo, el cuarto trimestre de este año ha sido el tercero mejor en ritmo en los cuatro últimos años (4’39″/km), y, de ellos, el de mayor distancia total recorrida (1081 km vs 1005 y 481 km).

2016_trimestres

Por primera vez he corrido más de 1000 km en los cuatro trimestres del año, con la mejora de ritmos que se ve en el gráfico siguiente.

2016_trimestres_ano

Cinco. Récord de semanas corriendo más de 90 km

En 22 ocasiones durante el año (más del 40% de las semanas); es relevante la frecuencia de esta práctica en el segundo semestre: 13 semanas de 26; la mitad.
2016_semanas

6 de las 10 semanas de mayor distancia recorrida desde 2013 se han concentrado en este año. Si se atiende a las 20 semanas de más de 90 km desde 2013, 13 han sido en 2016.

2016_top20_90

Cabe destacar que se han producido, por vez primera, dos bloques de 6 semanas consecutivas corriendo más de esta distancia, siendo el de junio – julio el de mejor ritmo promedio (4’41″/km).

2016_6_consecutivas_90

Seis. Récord de rodajes largos

Un total de 53 en 2016 (una media de uno por semana) frente a los 38 de 2015. Han supuesto unos 1020 km; casi un cuarto del total de los 4220 km corridos en el año.

El ritmo medio de estos rodajes largos también ha mejorado respecto a 2015 (4’44″/km vs 4’46″/km), aunque la distancia media se ha reducido en aproximadamente 1 km (19,2 vs 20,1).

2016_largos

Por vez primera, tras la vuelta de las vacaciones, practiqué 3 rodajes largos (más de 17 km) en días consecutivos.

2016_largos_3

Siete. Mejora en el peso medio

Tomado después de los rodajes largos semanales, ha bajado en medio kilogramo respecto al año pasado (62,0 vs 62,5, aproximadamente).

Sigue siendo ligeramente superior, también en medio kilogramo, al de 2014 (61,5), pero en el siguiente gráfico de seguimiento semanal de los tres últimos años se aprecia una mejora relevante respecto desde comienzos del segundo semestre de 2016 que lo sitúa cerca de lis niveles del otoño de 2014 (Maratón de Berlín, con mejor marca personal).

2016_peso

Ocho. Dos maratones completados en un mismo año, de nuevo

En 2016 he vuelto a participar y completar dos maratones completos (Barcelona y Nueva York), por vez primera desde 2013 (tres en esa ocasión).

El de Barcelona, en marzo, fue el 23º completado, con un tiempo de 02:59:37; 6º maratón por debajo de las 3 horas y 8º consecutivo con una marca entre 02:55 y 03:03.

Una excelente experiencia y una nueva hoja para el corcho, que se está quedando pequeño.

2016_barcelona_mapa

2016_barcelona_tiempos

2016_corcho

En otoño, tras problemas de ciática y estrés, un excelente 03:09:37 en el maravilloso Maratón de Nueva York, con el mayor sufrimiento que recuerdo de mus 26 terminados en sus kilómetros finales.



La lista de los maratones terminados, de la que tan orgulloso me siento, queda así a final de este año:

Nueve: De nuevo nuevas carreras populares, recuperación de clásicas y aniversarios

En las carreras populares, destacar que por vez primera desde el otoño de 2014 (Media Maratón de Valladolid) debuto en dos nuevas pruebas populares: Carrera del Emprendimiento, con Daniel y Ruth (2ª en veteranas, en su debut), y la Cursa dels Nassos de Barcelona, en Nochevieja.

img_9002-png

Esta Cursa dels Nassos en 36’38” (369 de la general de 9690 corredores) es mi mejor marca en un diez mil desde la San Silvestre Cursa Internacional de 2013 y una de las 12 mejores de entre las 61 carreras populares de esa distancia en que he participado.

img_8999

Asimismo, vuelvo a participar en el magnífico Cross de Invierno Ciudad de los Poetas, una de mis carreras favoritas y a la que no asistía desde 2011.

También importante para mí fue repetir la marca de 2011 en la entrañable Carrera de (mi barrio) Tetuán.

El resumen de las carreras del año es el siguiente:

2016_carreras

En términos de temporadas, a la mitad de la presente 2016/17, el ranking medio de clasificación se mantiene en la buena línea de los últimos años y, en particular, es prácticamente igual al de hace 7 temporadas (2009/10): hacia el puesto medio 400 de aproximadamente de 12500 corredores de media por carrera (3,2% en la clasificación).

2016_ranking_temporadas

También destacar que la Media Maratón de Madrid de abril coincidió con el 15º aniversario de mi primera participación en una carrera popular (precisamente, la primera edición de dicha Media Maratón, en 2001).

2016_media_madrid

Sin embargo, el 15ª aniversario de Mapoma no se pudo celebrar por el abandono en su kilómetro 28, víctima de una gripe estomacal.

2016_mapoma

Diez (y enlace con 2017). Mejor arranque histórico de un plan de entrenamiento

El del próximo maratón de Barcelona de 2017 del 12 de marzo: 5 primeras semanas con una media de casi 95 km a un ritmo medio de 4’39″/km.

Mejora los de 2015 y de 2016 de esta misma carrera (concluida en menos de 3 horas) en, aproximadamente, 10 – 13 km semanales y 10 – 13″/km.

barcelona_6w_vs_2016

barcelona_6w_vs_2015

Apéndice: lugares chulos de entrenamiento

Como de costumbre, la mayor parte de los rodajes de entrenamiento se produjeron en el espectacular circuito de la Dehesa de la Villa que tantas veces he recorrido (más de 40000 km) que a veces ni me percato ya de su belleza.

img_8812-1

dehesa_1

2016_dehesa_1



Asimismo, buen verano de rodajes en La Barrosa; espectacular pista y ritmos mucho mejores que en años anteriores.

2016_barrosa_1


2016_barrosa_ritmos

En Madrid, alguna otra ruta puntual repetida; fundamentalmente, la del río y Casa de Campo. Perfecta para rodajes muy largos y evadirse de todo, en modo “garuda“.


2016_garabitas

Entre las nuevas rutas empleadas puntualmente, algunos lugares chulos encontrados al amanecer en viajes de trabajo:

  1. Helsinki y los alrededores del estadio Olímpico, con la estatua de Paavo Nurmi.
  2. El abandonado aeropuerto de Templehof, en Berlín, convertido en un espectacular parque y ruta de running y ciclismo.

2016_helsinki

2016_templehof_aeropuerto

2016_templehof_ruta

Crónica de los 28 Kilómetros en el Maratón de Nueva York 2014

El pasado domingo 2 de noviembre participé por vez segunda en el Maratón de Nueva York, tras la experiencia del 2013. Se trataba del 23º maratón en que tomaba la salida, habiendo completado 21 de los anteriores.

De nuevo, tras el abandono por lesión en el pasado Maratón de Barcelona del mes de marzo, no pude completar la carrera, retirándome en el km 28, aproximadamente. El gráfico con el recorrido completado es el siguiente, junto con los tiempos, altimetría y otros datos correspondientes.

Screen Shot 2014-11-09 at 12.42.43

Parece que se ha convertido en una “tradición” en este blog el acompañar detalladas hojas de ruta de planes de entrenamiento con los desenlaces fallidos, ya que por segunda vez, la descripción detallada de un plan con un objetivo (Barcelona, antes, Nueva York, ahora) acaba no cumplimentando el mismo.

A pesar de ello, he intentado extraer conclusiones para que los seguidores que amablemente han seguido el plan puedan emplearle como referencia. También se obtienen correlaciones entre los entrenamientos y los resultados finales gracias a la experiencia positiva de hace unas semanas en el Maratón de Berlín.

Abandono en el Maratón de Nueva York

En esta ocasión, el principal motivo fueron las intensas molestias estomacales que experimenté durante la carrera.

Tras una semana previa en que sufrí este (habitual en mí) problema, los previos de la carrera (tres horas y media de espera en Fort Wadsworth, a la intemperie, junto con un desordenado desayuno en ese lugar) y el intenso frío (sensación térmica de unos 3 – 5 grados bajo cero y vientos de unos 50 km hora) acrecentaron las dolencias.

Las molestias comenzaron a manifestarse a partir del km 12, se hicieron muy patentes hacia los km 18 a 20 (en que tuve que detenerme en una ocasión) y fueron muy significativos a partir del km 22. De tal forma que, tras unos intentos de “entrada en carrera” desde ese punto, en el km 27,8 (1st Avenue con 81st Street) y tras 01:58:21 de carrera, decidí abandonar dadas las muy malas sensaciones: ausencia de fuerza en las piernas, dolor intenso de estómago, malestar general y preocupación por los indicios: sensación de frío en todo el cuerpo, ausencia casi completa de sudor (durante toda la carrera) y evidentes problemas de falta de hidratación, debido a la imposibilidad de ingerir líquido.

Screen Shot 2014-11-08 at 21.09.35

Aunque el principio de Murakami dice que que “el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional” y que la veteranía de haber participado en tantos maratones, en principio, “des-mitifica” este tipo de acontecimientos, supuso una frustración evidente, dada la ilusión en la preparación de la carrera y el escenario.

Un pequeño (y “tramposo”) consuelo es la experiencia de abandonar en una localización con tanto “glamour” y hacer una vuelta al hotel (en la calle 38) a través de unas aceras con tanto estilo como las de 3rd Avenue por el Upper East Side. Al fin y al cabo, tal como comenté en la entrevista que me hizo Luis Blanco en el informativo del mediodía de Radio Capital el miércoles anterior a la carrera, sea cual sea el resultado, me siento un privilegiado por poder correr y, por supuesto, acudir a este tipo d experiencias.

En este post resumo los principales datos de la carrera, para concluir la serie de narración de los entrenamientos y permitir la deducción de algunas conclusiones (que, a pesar de todo, son relevantes). También incluyo, dado el desenlace, una descripción de sensaciones, sentimientos, pensamientos y experiencias colaterales a la prueba.

Datos de la Carrera y Comparación con el Plan y el Maratón de 2013

No obstante el abandono, hay algunas conclusiones interesantes del análisis de tiempos de paso, que aparece en la siguiente fotografía.

Screen Shot 2014-11-08 at 21.10.45

Las previsiones del plan de entrenamiento indicaban un escenario similar al del año pasado (03:03:00) con un intervalo estimado de 03:01:30 a 03:04:00. A pesar de las molestias, el desempeño hasta el km 25 era prácticamente el esperado, matizado por el tiempo desperdiciado en la “parada técnica” realizada entre los km 19 y 20 (de 1 minuto y 20 segundos, aproximadamente).

Los datos de paso, y su comparación con los 2013 (entre paréntesis), fueron los siguientes:

  1. Km 05: 00:20:37 (20:39). +2″.
  2. Km 10: 00:41:03 (41:26). -23″.
  3. Km 15: 01:01:47 (01:02:11). -24″.
  4. Km 20: 01:23:01 (01:24:26). +85″.
  5. Km 25: 01:46:13 (01:44:30). +103″.

La secuencia indica:

  1. Una ligera mejora respecto a 2013 hasta la aparición de las molestias importantes. Los -24″ en el km 15 se extrapolarían a una mejora de algo más de 1 minuto al final, para un entorno de 03:02:00, en línea con la estimación previa.
  2. Un empeoramiento de 109″ segundos entre ese km 15 y el km 20 que equivalente, casi exactamente, al tiempo de la parada (104″, para ser concretos, según las métricas del Garmin). O sea que, hasta ahí, y a pesar de las malas sensaciones, un desempeño razonable.
  3. Un deterioro más intenso de los ritmos a partir del km 20, tal como he indicado, que ya en esos 5 km hasta el km 25 demuestran una pérdida de entre 3 y 4 segundos por km respecto al año pasado.

En efecto, tal como indica el punto 1, el inicio hasta el km 15 fue, incluso, algo mejor que la secuencia de tiempos en el maratón de 2013, lo cual parece indicar que el fondo de piernas y estado de forma general no era malo. Además, comentar que este tramo se penalizó con unos 15 – 20 segundos que paré a atarme una zapatilla (algo que tampoco me suele suceder) y que durante unos metros corrí charlando con el Youtuber local Casey Neistat, muy conocido por el público en esta zona de Brooklyn. Adjunto, como curiosidad, un vídeo en el que se aprecian parte de las condiciones climatológicas del día.

A pesar de lo anterior, como se aprecia en los puntos 2 y 3, el ritmo fue empeorando. Sobre todo, el impacto del punto 3 anterior es mucho más significativo si vemos los datos de los siguientes km. En particular, el promedio por km entre el 25 y el punto del abandono (km 27,8) es de 04:23 minutos por km, en una zona relativamente favorable, con un pequeño tramo de viento a favor y muy animada por el público, en la que en la carrera de 2013 el promedio fue de 04:09 minutos por km. O sea, un ritmo peor en el 14 segundos por km que, dada la regularidad en mis ritmos habituales, era ya una manifestación muy clara de los problemas físicos.

Comparando con el desempeño en la segunda parte de la carrera en 2013 (ritmo de 04:31 en la segunda dura media maratón), una extrapolación en el caso de haber mantenido ese desfase hasta el final de la carrera hubiera implicado una marca entre 03:08:00 y 03:09:00, alrededor de 5 ó 6 minutos por encima de la previsión (entre 3 y 4 si se descuenta el tiempo de la parada). Un desfase razonable habida cuenta de las extremas condiciones climatológicas.

Pero, no fue siquiera posible dicha continuación. La falta de fuerzas a partir del final del puente de Queensborough e inicios de 1st Avenue era muy significativa, así como las muy malas sensaciones físicas. Una “pájara” en todo su esplendor que, llegando al km 28 y manifestándose en un estado de sufrimiento e incapacidad de avanzar, me hizo abandonar.

Como referencias, tal como indiqué anteriormente, prácticamente no sudé durante la carrera (el frío más las dificultades de hidratación debido a los problemas estomacales). Asimismo, fui incapaz, debido a la ausencia de fuerzas, de, al menos, trotar de vuelta al hotel por la 3rd Avenue esas más de 40 calles de diferencia entre el punto de abandono y mi hotel.

Contexto

A diferencia del entorno propicio experimentado 5 semanas antes en Berlín, en este caso las condiciones eran malas:

  1. Temperaturas nominales escasamente por encima de los 0 grados, con sensaciones térmicas de entre 3 y 6 grados inferiores debido al viento.
  2. Vientos de, aproximadamente, 50 km por hora. De dirección Norte – Noroeste, además. O sea, en contra o laterales durante casi toda la primera parte de la carrera por Brooklyn, Queens y primeras calles de Manhattan.
  3. Espera de 3 horas y media en las instalaciones a la intemperie de Fort Wadsworth, con césped, además, húmedo debido a las lluvias del día anterior. La mayoría de los participantes tiritábamos, a pesar de las ropas de abrigo (en mi caso: dos camisetas de manga corta, tres camisetas de manga larga y un forro polar superpuestos, junto con mallas largas por encima del pantalón corto).

La sensación común que comentábamos entre nosotros, los participantes, fue la de “no haber pasado tanto frío en la vida”. Probablemente no sea el caso tan exagerado, pero, con toda certeza, se trata de la carrera, de entre las 104 en que participado (102 terminadas), en que la sensación climatológica era peor.

Durante los 28 km de carrera no llegué a rodar redondo en ningún momento. En el calentamiento y en los primeros tramos las piernas y pies estaban completamente entumecidos. Me fue prácticamente imposible calentar, debido a esas sensaciones, en los minutos previos en el cajón de salida (durante más de una hora en este espacio). A diferencia de la práctica del año anterior, no me despojé de la última ropa de abrigo (forro polar y mallas) hasta un par de minutos antes de la salida, ya en las inmediaciones del puente y de las tribunas de autoridades.

La presencia de los vientos merece espacio aparte. De todas las condiciones climatológicas es, con diferencia, la peor con la que convivo, a diferencia, por ejemplo, de las buenas sensaciones de una carrera bajo la lluvia, débil, media o, incluso, intensa. Hubo tramos (Queens) en que el viento de contra impedía, prácticamente, avanzar. Peor eran las experiencias en puntos desguarnecidos y con vientos laterales (Puente de Verrazano), en que las ráfagas nos desplazaban hacia la derecha, provocaban colisiones entre corredores y, en ocasiones, producía tropezones al desplazar la zancada de la pierna izquierda hasta hacerla chocar con la derecha. A pesar de mis experiencias de entrenamientos en Cádiz con viento de Levante en La Barrosa, no había sufrido estas situaciones anteriormente.

IMG_4439

Otras Sensaciones Personales

Además de los aspectos relacionados con las condiciones físicas y contexto de la carrera, a continuación relaciono algunas sensaciones adicionales de diversa índole; en una especie de relación cronológica según el devenir de los acontecimientos.

En primer lugar, mi impresión acerca del ligero empobrecimiento de algunos temas relacionados con la logística y entorno este maravilloso maratón. Se trata de pequeños detalles que, probablemente, están moldeados por el peor ambiente climatológico de este año y las malas impresiones generales en mi participación. Entre ellos:

  1. Un cierto caos en la recogida de dorsales en el Jacob Javits Convention Center, así como la ausencia de algunos fabricantes y marcas que sí estaban presentes en 2013 (por ejemplo, Mizuno, seguramente incompatible con Asics, uno de los principales sponsors de la carrera).
  2. La reducción de señalizaciones antes y durante la carrera y de ciertos complementos logísticos, debido a los fuertes vientos, que, entre otras cosas, afectaron a la colocación de los toldos en la zona de salida de Fort Wadsworth, complicando aún más las condiciones de espera.
  3. La presencia de menor numero de espectadores en la parte del recorrido completada, especialmente en las largas avenidas de Brooklyn. También me parecieron llamativos los cruces de numerosos espectadores, especialmente entre los km 15 y 18, en contraste con la edición anterior en que esta situación no recuerdo que se produjera.
  4. La sustitución tras el disparo de salida en Staten Island del tradicional “New York, New York”, de Frank Sinatra, por el “Safe in New York City”, de AC/DC (buen tema, pero no tan tradicional); asimismo, una sustancial disminución de las bandas musicales de animación en el recorrido en, al menos, la parte completada.

Tampoco en los días previos, y asimismo, a diferencia del año pasado, la iluminación del Empire State Building se decoró con los colores del Maratón (quizá debido al cambio de patrocinador principal). En todo caso, los previos de homenaje a la noche de Halloween sí fueron espectaculares.

IMG_4409

No obstante lo anterior, sigo considerando que este maratón se encuentra, por muchas de sus características organizativas, animación popular y logística general, en un escalón superior al de sus comparables.

IMG_4406

Otra de las sensaciones llamativas, en este caso positiva, fue el trato de los ciudadanos. Si bien en la edición de 2013 ya aprecié como los habitantes de Nueva York y los turistas se vuelcan con la carrera y muestran permanentemente su respeto a los corredores, en este caso también experimenté, desde la situación de la retirada, la atención y amabilidad de muchos de ellos. En el tramo de las 40 y tantas calles de vuelta desde el punto de abandono hasta el hotel fueron alrededor de una docena las personas que me detuvieron para preguntarme, animarme y, a pesar de la decepción, felicitarme. Es un hecho muy diferente a lo habitual en nuestro país, por ejemplo.

Cronológicamente, el siguiente punto de emociones se produjo, lógicamente, en la gran cantidad de mensajes de familia y amigos, tanto presentes en Nueva York como, en su mayoría, desde España, que me animaron tras la retirada. A través de las llamadas telefónicas desde casa, los divertidos mensajes de Whatsapp de mi hija Almudena, y los del grupo del Maratón de Boston y otros amigos y compañeros, así como numerosos mensajes y menciones desde Twitter de amigos y conocidos, física o virtualmente. Traté de responder a todos, que fueron de mucho ánimo y generosidad, al estar pendientes de esta carrera a través de la aplicación de tiempos o de las noticias.

Por su parte, comentar que la secuencia de sensaciones tras el abandono fue, al revés de lo que esperaba, de mejor a peor. En el momento de la retirada, al no tener dudas sobre su conveniencia y dadas las molestias, no tuve una noción clara de decepción. Ni tras la llegada al hotel y las horas siguientes, con los mensajes y llamadas de ánimo antes indicadas. Tampoco fueron malas el día siguiente, con una forma física buena (no me había desgastado muscularmente) y una magnífica mañana en Manhattan (15 grados y sol, que se echaron de menos, desgraciadamente, el día anterior) que permitió, antes de la vuelta, un breve pero entretenido paseo por esta magnífica ciudad. Sin embargo, la vuelta a primera hora de la tarde desde el JFK, con multitud de corredores con los que había coincidido y compartido experiencia, con sus objetivos cumplidos; y, especialmente, los dos días siguientes en Madrid (además, con persistencia de las molestias estomacales) fueron “de bajón”.

Por último, una reflexión merece el hecho de que, de forma opuesta al caso del Maratón de Berlín de septiembre, en el que la semana de la carrera comenzó, a nivel personal y profesional francamente mal para ir mejorando significativamente a lo largo de la misma hasta el viernes, en este caso sucedió justo lo contrario. No tengo claro si esto influyó o no, y, en su caso, en qué medida.

Otras Experiencias

Relato a continuación otras experiencias anecdóticas del viaje que poco tienen que ver con la carrera.

Aunque el escaso tiempo en la ciudad y estas sensaciones descritas dejaron escaso espacio para disfrutar de Nueva York, del conjunto de buenas recomendaciones turísticas que figuran en algunos otros post sobre este maratón o sobre zonas para correr en este lugar, en esta visita selecciono:

  1. Las comidas y cenas en algunos de los “clásicos” de la ciudad, como el encantador y elegante “Baltazhar”, del SoHo, el moderno restaurante del Hotel Mondrian y el tradicional restaurante de Pershing Square frente a la salida de Central Station.
  2. Las (escasas) oportunidades de echar un vistazo por alguna de los tradicionales comercios imprescindibles de esta ciudad, como la gran tienda de deportes Paragon, de Union Square, o las grandes librerías Strand de Broadway y Barnes and Noble de la Quinta.
  3. La ruta post – maratón del lunes por la mañana que dibujo a continuación por si es de interés para disfrutar de una visita rápida a algunos de los lugares, barrios y comercios más atractivos de Manhattan.

Screen Shot 2014-11-09 at 20.40.05

Es un paseo de unos 12 km que permite deambular por las calles de Midtown Manhattan, Flatiron District, University, Village, TriBeCa, SoHo, Little Italy, NoLIta y Financial District. Recomendable para una visita rápida a los barrios más interesantes de la ciudad y algunos de los comercios, restaurantes y librerías que se comentan anteriormente.

IMG_4472

IMG_4454

Como curiosidad, en el trayecto hacia el JFK para tomar el vuelo de vuelta, dado el gran atasco en las autopistas habituales de acceso, el conductor del coche que contraté en el hotel realizó un muy hábil (aunque largo) rodeo que nos llevó por una gran parte del barrio de Queens, llegando, prácticamente, hasta Rockaway Beach. Aprender rutas por las ciudades es otra de mis habilidades, y, en este caso, completado con un pequeño homenaje a los Ramones.

Otra anécdota fue la coincidencia en el vuelo de vuelta, en el embarque y en la zona de asientos de la aeronave, con uno de los mejores músicos y compositores de este país, Javier Ruibal, que regresaba de ofrecer un concierto en la ciudad.

La letra de esta canción hace merecer la pena escucharla unas cuántas veces.

En el vuelo de ida leí “de un tirón” la nueva novela de Sergio del Molino, “Lo que a Nadie le Importa”.

Siendo consciente de que ha recogido críticas diversas (tanto positivas como negativas) y que, probablemente, sea una novela que quizá no “aguante” demasiado bien una segunda lectura, mi opinión sobre la misma es excelente. Muy bien escrita, con un estilo elegante, una narración absorbente, llena de emotividad y, a ratos, humor inteligente. Pero, sobre todo, con una historia y un maravilloso personaje central (José Molina, estoico y perdedor) que enganchan y con los que, tengo que reconocer, una cierta empatía, a pesar de la diferencia de perfil y época. De esta lectura (no sé si de una siguiente), la califico como casi obra maestra y, por supuesto, de recomendación absoluta.

lo-que-a-nadie-le-importa

Tras esta, en el vuelo de vuelta inicié la lectura (ahora por la mitad) de “Los Muertos”, la primera novela de la trilogía de Fernando Carrión que tan buenas críticas está recibiendo.

Vuelta a los Entrenamientos y Siguientes Planes

La saturación de entrenamientos y el cansancio acumulado tras la participación en Berlín, me ha hecho descansar prácticamente toda la semana posterior a esta participación fallida en Nueva York.

El descanso ha surtido efecto, dado que la reincorporación el sábado con 14 km a un ritmo cómodo muy razonable (04:39) y las series del domingo a un ritmo incluso mejor que en los previos del Maratón de Berlín (6×1000 a 03:46 medios, con 4×1000 de calentamiento y recuperación a 04:13 medios); son una buena señal.

Descarto la participación en algún próximo maratón como “desquite”. A pesar de tener la oportunidad de participar en Valencia gracias a la amabilidad de los compañeros y amigos del Grupo de Boston, o, incluso, la perspectiva de acudir a la preciosa ciudad de San Sebastián, obligaciones familiares y, ciertamente, ese cansancio acumulado, me indican parar y descansar de maratones por un tiempo.

Tampoco tengo previstas participaciones en las “clásicas” de esta época en Madrid (Trofeo Jose Cano de Canillejas, Akiles de la Casa de Campo, Cross de Invierno de los Poetas de la Dehesa de la Villa, etc.) e, incluso, estoy dudando correr la San Silvestre Internacional del 31 de diciembre (por cierto, cuyas inscripciones se abren el próximo martes 11 a  las 11 horas). Tan solo intervendré a la Carrera Ponle Freno a finales de este mes.

En estas semanas, intentaré acudir al programa “A tu Ritmo” para hablar, tal como me han propuesto, del post de este blog acerca de las estadísticas de evolución de participantes en maratones, que tanta acogida ha tenido en estos días (por ejemplo, también a través de la mención de Luis Arribas, a quién se lo agradezco, en su artículo portada de elmundo.es precisamente el día anterior al Maratón de Nueva York).

Para terminar, un vídeo con una de las mejores canciones del rock español, que no dejo de escuchar estos días; aunque no tiene que ver con esta carrera, pero sí con otra de las clásicas que se celebrará el próximo domingo: la Carreira Popular Pedestre do San Martiño, en Ourense, tierra de “Los Suaves”, uno de los mejores (o el mejor) grupo de rock de este país.

Entrenamientos para el Maratón de Nueva York 2014: 2. Fase Intermedia

Tras el resumen de las 6 primeras semanas de entrenamientos de las 16 planificadas para esta carrera, describo a continuación los datos y sensaciones de las 3 semanas intermedias de este plan (de la 7ª a la 9ª, correspondientes al periodo comprendido entre el 18 de agosto y el 7 de septiembre).

El interés de este tramo puede radicar, quizá, en lo siguiente:

  1. Recoge, como se aprecia más adelante en los datos de kilómetros recorridos y ritmos, el fruto de los rodajes aeróbicos en La Barrosa.
  2. Introduce una ligera variación a la secuencia estándar de entrenamientos, añadiendo mayor carga de trabajo anaérobico, que repercute en una mejora sustancial de los ritmos medios. Más adelante describo esta nueva escaleta de entrenamientos.
  3. El plan de las próximas semanas se verá, probablemente, alterado, como consecuencia de diversos desplazamientos laborales y, en especial, por la participación en dos carreras preparatorias: la Media Maratón de Valladolid (próximo domingo 14 de septiembre) y el Maratón de Berlín (último domingo, 28, de septiembre).

Secuencia de Entrenamientos

En resumen, el plan estándar de estas 3 últimas semanas, casi cumplido en su totalidad, ha sido el siguiente:

  1. Lunes, martes y jueves: rodajes lentos de 14 kilómetros.
  2. Miércoles: entre 6 y 8 repeticiones de 1.000 metros a ritmos controlados ligeramente por debajo del umbral anaérobico pero sin alcanzar la categoría de series.
  3. Viernes: 10 kilómetros a ritmo controlado ligeramente por encima del umbral anaérobico.
  4. Sábado: rodaje largo de entre 20 y 26 kilómetros a ritmo lento.
  5. Domingo: entre 6 y 8 series de 1.000 metros a ritmo máximo.

Las dos primeras semanas esta secuencia se cumplió con exactitud. La tercera semana fue alterada como consecuencia del desplazamiento el pasado viernes al FesTVal de Vitoria, eliminando uno de los rodajes lentos de 14 kilómetros y desplazando el rodaje controlado del viernes al jueves. La carrera de 800 metros desde el Palacio de Villasuso a la Estación de Renfe de Vitoria para alcanzar (¡por 1 minuto!) el último tren directo a Madrid no se incluyen en este resumen de datos. Por desgracia, no tuve la oportunidad de correr (en condiciones) por alguno de los magníficos parques de Vitoria.

Los ritmos aproximados han sido los siguientes:

  1. Rodajes lentos de lunes, martes y jueves entre 04:45 y 04:50 minutos por kilómetro.
  2. Repeticiones controladas de 1.000 metros del miércoles entre 03:55 y 04:00 minutos por kilómetro.
  3. Ritmo controlado del rodaje del viernes entre 04:05 y 04:15 minutos por kilómetro.
  4. Ritmo del rodaje largo del sábado entre 04:30 y 04:50 minutos por kilómetro.
  5. Series de 1.000 metros del domingo entre 03:45 y 03:50 minutos por kilómetro.

Entre la primera y la segunda semana se aprecia una mejora de ritmos de entre 1 y 2 segundos por kilómetro en los rodajes lentos y series y de 10 segundos por kilómetro en el rodaje largo del sábado, como consecuencia de la elección, en la primera de las semanas, de una nueva ruta alternativa por la Dehesa de la Villa, de considerable dureza. El rodaje largo de las dos siguientes semanas se realizó en recorridos llanos.

Entre la segunda y la tercera semana el ligero empeoramiento en los tiempos se debe, probablemente, al cansancio acumulado de las anteriores y al derivado del viaje de ida y vuelta a Vitoria antes citado.

Otras Novedades

Por una parte, destacar, de nuevo, la nueva ruta alternativa para la Dehesa de la Villa descrita en este otro post, que ha recibido una buena acogida entre algunos de los que entrenan por el lugar.

Screen Shot 2014-08-24 at 13.00.42

Por otra, y sin compromisos comerciales por mi parte, destacar la adquisición y estreno en la segunda de las semanas de este bloque de un nuevo modelo de zapatillas de la marca Mizuno, que ha introducido una modificación general en la mayoría de sus artículos, abandonando la fabricación de unos e introduciendo otros nuevos (circunstancia que, de forma increíble, desconocían los dependientes de una de las más famosas tiendas especializadas de running de Madrid).

Una vez abandonada la producción del modelo Precision con el que habitualmente entrenaba desde hace varios años, Mizuno ha editado una nueva zapatilla de similares prestaciones con la denominación Sayonara.

mizuno-running-wave-sayonara-running-shoes-pri-410610-5B00-2

No suelo introducir en el blog comentarios sobre material deportivo, pero en este caso hago una excepción debido al extraordinario rendimiento de estas zapatillas. Las mejoras que han introducido en los materiales de la media suela las aligeran de manera palpable y la experiencia de carrera es excepcional. Ligeras, rápidas, flexibles y de tacto excelente. Un gran cambio, que me ha sorprendido, dado el carácter conservador de la marca japonesa, a la que soy fiel desde hace 14 años. El aviso de costumbre: se trata de un modelo muy ligero, para entrenamientos a ritmos más bien rápidos y apropiado para corredores de menos de 65 kilogramos. Pero me consta que en los modelos de mayor peso y amortiguación (por ejemplo, el mítico Rider) las mejoras son similares.

Resumen de Datos

Los datos de las 3 últimas semanas, acumulados a los anteriores del plan se resumen en el siguiente gráfico:

Resumen3semanas

Los principales comentarios a estos datos son los siguientes:

  1. Volumen de entrenamientos: 280 kilómetros en el transcurso de las 3 semanas, para una media de 93,4 kilómetros por semana, un 5% superior a la media de 88,8 kilómetros por semana del 2013 en este mismo periodo. Con esta aportación, el acumulado de las 9 semanas queda en un promedio de 84,8 kilómetros semanales de media, casi 5 kilómetros más que en el 2013 a estas alturas.
  2. Ritmo medio: 04:32 para el conjunto de las 3 semanas, muy homogéneas (entre 04:30 la segunda y 04:34 la primera). Y ligeramente mejor que el ritmo medio de 04:33 del mismo periodo del 2013, que posiblemente constituyó, hasta esta fecha, la mejor secuencia de entrenamientos en los dos últimos años. Aquí también mejora significativamente el promedio acumulado de las 9 semanas, quedando en 04:44 minutos por kilómetro de media, 4 por debajo de los 04:48 minutos por kilómetro a estas alturas del 2013.
  3. Frecuencia: como he comentado anteriormente, hubo entrenamientos en 20 de los 21 días del periodo, con el único descanso del viernes 5 de septiembre (si no contamos la citada carrera al tren).
  4. Distancia media diaria: exactamente 14,0 kilómetros diarios, mejorando el alcance de las semanas previas.
  5. Secuencia de entrenamiento: modificada según se ha comentado anteriormente en búsqueda de mejores ritmos.
  6. Sensaciones: excelentes durante las dos primeras semanas de esta fase y, simplemente, buenas en la tercera, probablemente debidas al cansancio. En los últimos días se han empezado a manifestar algunas molestias ciáticas (como de costumbre), quizá por la influencia del viaje de casi 8 horas en tren comentado.

Por lo tanto, una secuencia magnífica. Se trata, probablemente, del mejor bloque de entrenamientos de los últimos 2 ó 3 años. La segunda semana de esta fase (la del 25 de agosto al 1 de septiembre) creo que es la mejor de los últimos 2 años, con esos 98,0 kilómetros recorridos a un ritmo medio de 04:30 minutos por kilómetro, incluyendo un rodaje largo de 24,3 kilómetros a un ritmo de 04:33 minutos por kilómetro.

En los siguientes gráficos se comparan, por este orden, el ritmo medio por kilómetro y los kilómetros semanales de este periodo de los entrenamientos en 2014 (líneas oscuras) respecto los mismos del 2013 (líneas claras). Invierto la escala del gráfico de ritmos para que la mejora se aprecia en los momentos en que la curva oscura supera a la clara (y a la inversa).

Comparación3semanas

Otros

Por último, desearía compartir con los lectores interesados mi opinión sobre la lectura, durante este período, de dos libros que se sitúan, en mi opinión, en la frontera entre obras muy notables y auténticas obras maestras. Dos grandísimas novelas.

Una, la segunda parte de la autobiografía “Mi Lucha”, del escritor noruego Karl Ove Knausgärd. Antes de que, como parece, se convierta en un fenómeno de moda en España, dejo constancia de que me parece un escritor excepcional, al que comparan, en esta obra, con Proust. La identificación con las peripecias cotidianas del escritor es espectacular. Hasta la edición en España por Anagrama de la tercera parte de la obra en el próximo mes de mayo de 2015 hay tiempo para recuperar la primera parte (“La Muerte del Padre”).

unademagiaporfavor-libro-novela-abril-2014-anagrama-Un-hombre-enamorado-Mi-lucha-2-Karl-Ove-Knausgard-portada

 

La segunda, como era previsible, la última novela de Milan Kundera, “La Fiesta de la Insignificancia”, editada por Tusquets. Magistral, describiendo la existencia, el nacimiento, la muerte, el sentido del humor, la ironía, la seducción y, por supuesto, la insignificancia como clave de la sabiduría. Maravillosa.

AND837 LA FIESTA DE LA INSIGNIFICANCIA.qxd:AND676 GUERRA EN LA F

 

Estadísticas de la Participación en Maratones en España 2008 – 2013

Hace unos días, la web www.sportsonesource.com publicó algunos datos sobre la participación de corredores en los maratones estadounidenses y su evolución en las últimas décadas.

Las principales conclusiones de ese estudio eran las siguientes:

  1. En 2013 unos 541.000 corredores concluyeron maratones en Estados Unidos.
  2. Es el dato histórico más alto, que, prácticamente, duplica el del año 1995.
  3. En los últimos 5 años el crecimiento acumulado ha sido del 27%.
  4. Un 43% de los corredores son mujeres.
  5. Un 47% del total son mayores de 40 años.
  6. El tiempo medio (mediana de la clasificación) es de 04:16:24 en el caso de los hombres y de 04:41:38 en el caso de las mujeres.

Análisis para el Caso de España. Metodología

Como complemento del pequeño estudio descrito en otro artículo de este blog en relación con el aumento de la afición a correr en España, y para comparación con las cifras del citado publicado en Estados Unidos, he recopilado información estadística sobre la participación en los maratones españoles.

La metodología seguida se resume así:

  1. Se ha seleccionado el periodo 2008 – 2013 como objeto de análisis de evolución. La elección del año 2008 como punto inicial de referencia se debe, en primer lugar, a la dificultad de recopilar datos de periodos anteriores y, en segundo lugar, a la homogeneización con los datos del anterior estudio en este blog, en el que una de las conclusiones era la consideración de 2008 como el punto de inflexión en el crecimiento reciente de esta afición en España.
  2. Se han identificado, a través de varias fuentes, los principales maratones de ruta celebrados en España en los años 2008 y 2013, hasta un total de 32. No se han incluido maratones alpinos o de montaña. Tampoco se ha incluido un pequeño número de pruebas menores de las que no ha sido posible obtener datos de resultados. Su ausencia, estimo, que no afecta a las conclusiones del análisis.
  3. Se han recopilado los datos de corredores que han finalizado en 2008 y 2013 para la comparación global de la evolución en el número total de participantes.
  4. Se han incluido los datos de género masculino y femenino y la marca mediana de la clasificación general para los maratones celebrados en 2013 para la identificación del perfil específico de estas características en la actualidad.
  5. Se ha seleccionado una muestra que engloba, aproximadamente, el 50% del total de corredores de los maratones analizados, para estimar el porcentaje de participación de veteranos por encima de los 40 años. El trabajo sobre la muestra, y no sobre el total, se debe a la heterogeneidad en la definición de las categorías en las diferentes pruebas (por ejemplo, el caso de Barcelona no ha sido seleccionado debido a la existencia de categorías de corredores +35 y +45 pero no intermedia +40). Asimismo, es poco probable que el resto de las pruebas arrojen conclusiones distintas a las extraídas en la citada muestra.
  6. Los datos no se han deduplicado (es decir, no se han restado de los datos totales los corredores que hayan podido participar en más de un maratón en el mismo año). No obstante, este impacto, a efectos de las principales conclusiones, se estima poco significativo.

Las fuentes de los datos han sido, fundamentalmente, las webs de las carreras, portales digitales especializados y algunos blogs particulares. En algunos casos puntuales, de menor relevancia, debido a la ausencia de la información, se han realizado estimaciones, cuyo impacto en las conclusiones del estudio no son importantes.

No obstante, en el caso de que los lectores identifiquen cualquier error (significativo o no) u omisión, agradecería sus comentarios para llevar a cabo las oportunas correcciones.

Cuadro de Datos

Los maratones analizados y los datos recopilados se resumen en el siguiente cuadro:

Cuadro_Maratones_España

Las dos primeras columnas reflejan la participación, respectivamente, en 2008 y 2013, siendo la tercera y la cuarta las diferencias absolutas y porcentuales entre ambas. La quinta columna registra la aportación de cada maratón al crecimiento total entre 2008 y 2013.

Las columnas sexta a novena incluyen los datos de participantes masculinos y femeninos y el porcentaje de ambos en el total de corredores.

Las tres últimas columnas reflejan la hora, minutos y segundos de la marca “mediana” en la clasificación (marca del corredor clasificado en el puesto correspondiente a la media aritmética de la clasificación de la carrera).

No se desglosan algunos otros cálculos secundarios, como el detalle de participantes de categorías de edades superiores a los 40 años en los maratones seleccionados como prueba o los comparativos de penetración del número de corredores en maratones de ciudades en comparación con el total habitantes de las correspondientes comunidades autónomas.

Este cuadro se completa con algunos gráficos en el siguiente análisis.

Principales Conclusiones

Las principales conclusiones de este análisis estadístico son las siguientes:

  1. Entre 2008 y 2013 el número total de participantes que terminaron maratones en España se ha duplicado, pasando de poco más de 28.000 en 2008 a cerca de 57.000 en 2013.
  2. El 68% de este importante crecimiento se debe a los maratones de Barcelona, Valencia y Sevilla, que han pasado de suponer el 46% de los corredores en 2008 al 57% en 2013.
  3. También destaca la aportación de un 17% del crecimiento a los maratones que se comenzaron a organizar después de 2008 en las ciudades de Murcia, Castellón y Málaga, en las que previamente, según la información disponible, se corrían medias maratones con buena afluencia de corredores.
  4. El numero de corredores de maratones en 2013 dividido por el total de la población española asciende, aproximadamente, al 0,12%. Es una referencia general y sujeta a matices, dado que un (pequeño) porcentaje de los corredores en maratones en España son extranjeros.
  5. Si se repasa la penetración por Comunidades Autónomas, las que mayores participaciones relativas aglutinan son, por este orden, Valencia, Cataluña, Andalucía, País Vasco y Madrid. En cambio, los principales déficit relativos en comunidades de más de un millón de habitantes se encuentran en Asturias, las dos Castillas, Canarias, Galicia, Extremadura y Aragón.
  6. El 90% de los corredores han sido hombres y solo el 10% mujeres. Destaca la mayor participación de mujeres (entre el 14% y el 25%) en los maratones con más marcado carácter internacional, como los de Palma de Mallorca, Lanzarote y Barcelona.
  7. Se estima que el 53% de los participantes en los maratones es mayor de 40 años a partir de la muestra realizada para esta caracterización del perfil de edades (maratones de Madrid, Valencia y Sevilla). Aunque no es un dato exacto, en función del desglose de categorías, es probable que la edad media de los participantes se sitúe entre 41 y 42 años.
  8. La marca mediana de la clasificación general de los maratones es de 03:46:00. Las medianas de la clasificación más rápidas son las de A Coruña y San Sebastián (03:27 – 03:29) y las más lentas las de Lanzarote, Palma y Madrid (03:57 – 04:00).

Los gráficos que resumen la participación comparativa de corredores en los principales maratones en 2008 y 2013, así como la aportación relativa de cada uno de ellos al crecimiento son los siguientes:

Gráficos_Incremento

En estos gráficos se aprecia el aumento del peso de los maratones de Valencia y Sevilla y la consolidación del Maratón de Barcelona como el principal de este país. Asimismo, destaca la aportación del “Resto” que, en un 80%, aproximadamente, se debe al nacimiento y crecimiento de los maratones de Murcia, Castellón y Málaga.

En resumen, el perfil medio o mayoritario del corredor de maratones en España sería el de un hombre ligeramente por encima de los 40 años, que vive, o se desplaza en alguna ocasión a correr a una de estas pruebas, en alguna de las ciudades de la costa mediterránea (Barcelona, Valencia, Castellón, etc.) y que completa una marca entre las tres horas y media y las cuatro horas.

Comparación con los Datos en Estados Unidos

En cuanto a la comparación con los datos correspondientes a los maratones en Estados Unidos, destacar lo siguiente:

  1. El crecimiento reciente 2008 – 2013 ha sido muy superior en España (+101%) que en Estados Unidos (+27%). Ello se debe, probablemente, al mayor grado de madurez de la afición al running en ese país, a la consolidación, desde hace muchos años, de los grandes maratones, como Nueva York, Chicago y Boston y, como se comenta más adelante, a la mayor incorporación de mujeres a la práctica del maratón en Estados Unidos.
  2. En el caso de Estados Unidos, la penetración medida en corredores respecto al total de la población es del 0,17%, con el mismo matiz indicado en el punto 3 del apartado anterior (acentuado en este caso por la mayor participación relativa de corredores extranjeros en los maratones en Estados Unidos). Como referencia, el porcentaje de penetración resultante en España (0,12%) se producía en Estados Unidos entre los años 2007 y 2008, aproximadamente. Esta podría ser una indicación del retraso en la penetración de la afición en España respecto a Estados Unidos que, evidentemente, se ha acortado en este último lustro, pero que, aparentemente, aún existe.
  3. En términos absolutos, esta diferencia de penetración supondría para el caso de España y teniendo en cuenta nuestra población, aproximadamente, la posible incorporación de entre 20.000 y 25.000 corredores adicionales hasta llegar al entorno de los 80.000 totales.
  4. Es significativa la diferencia en el porcentaje del 43% de mujeres entre los corredores que terminan los maratones en Estados Unidos frente al 10% de España: más de 232.000 en Estados Unidos en comparación con 5.500 en España. En términos comparativos, un peso similar de la participación de mujeres en España supondría la incorporación de cerca de 30.000 corredoras adicionales.
  5. El porcentaje de participantes por encima de los 40 años es superior en España (53%) que en Estados Unidos (47%) debido, probablemente, al menor peso porcentual de mujeres en nuestras carreras. En Estados Unidos, la edad media de las mujeres participantes es 5 años inferior a la de los hombres.
  6. La marca mediana es muy inferior en España (03:46:00, unos 40 minutos por debajo de la americana) debido a la menor participación de mujeres (aproximadamente 25 minutos superior su marca mediana en el estudio en Estados Unidos) y al menor volumen de participantes de los grandes maratones españoles en contraste con los norteamericanos.

Comparación con los Datos del Anterior Análisis

En cuánto a la comparación con los datos del anterior análisis incluido en este blog, lo más destacable sería la diferencia estimada en el crecimiento en el último lustro (+101% en el caso de los maratones analizados en este artículo frente al +55% de la muestra analizada en el anterior post). Los principales motivos serían:

  1. El importante peso del crecimiento concentrado en las tres pruebas antes indicadas (maratones de Barcelona, Valencia y Sevilla), de la que solo la primera de ellas estaba incluida en dicho análisis, así como la importante aportación de los nuevos maratones mencionados.
  2. El carácter local (madrileño) de la muestra efectuada en el anterior estudio que no refleja la evolución en otras provincias y, sobre todo, la presencia de corredores internacionales en algunas pruebas como los maratones indicados en el punto anterior.
  3. La mayor consolidación histórica de algunas de las pruebas, con peso estadístico, de dicha selección, fundamentalmente, la San Silvestre Vallecana, la Media Maratón Villa de Madrid y la Carrera del CSIC.
  4. La escasa evolución del Maratón de Madrid en comparación con algunos de los otros maratones españoles (entre ellos, los citados) e, incluso, en comparación con otras carreras madrileñas.

Por el contrario, el dato del crecimiento en estos últimos cinco años en corredores de maratones coincide, exactamente, con el indicado en aquel artículo en referencia a la venta de material deportivo.

Por su parte, la segunda conclusión de aquel análisis, que fue la ausencia de mejora en las marcas medias en las carreras a pesar del aumento de participación del 55%, parece contrastar que a mayor participación, peor marca mediana, como se aprecia en la comparación entre las de Estados Unidos y España.

Previsiones y Tendencias

Por lo tanto, algunas previsiones de futuro en torno a la participación de corredores en los maratones en España podrían ser las siguientes:

  1. El crecimiento de la participación en los próximos 3 – 5 años en unos 20.000 – 25.000 corredores.
  2. El aumento de la participación de las mujeres, que, como mínimo, debería ser la mitad de las anteriores cifras de crecimiento y superar el 20% del total de corredores de maratones.
  3. Los más que probables y lógicos aumentos de la marca mediana y disminución de la edad media de los participantes, como consecuencia de los dos anteriores factores.
  4. La evidente progresión futura de pruebas bien organizadas y con atractivo internacional (Barcelona, Valencia y Sevilla).
  5. El hueco de oportunidad en la organización de maratones en comunidades autónomas con escasa o nula presencia actual y atractivos turísticos adicionales, como, por ejemplo, Canarias (¿Tenerife?), Castilla León (¿Salamanca, Valladolid, etc.?), Galicia (¿Santiago,  Vigo, etc.?), etc..
  6. La posible mejora del actual, a través de una nueva organización, o la celebración de un segundo maratón en la Comunidad de Madrid, donde, siguiendo los datos de Andalucía, Cataluña o Valencia, “cabrían”, como mínimo y en el peor de los casos, unos 4.000 corredores adicionales a los poco más de 10.000 actuales.
  7. El posible negocio futuro en las actividades relacionadas con la organización de carreras, material deportivo y actividades relacionadas (gimnasios, entrenadores, etc.).

Por último, para concluir el artículo, las habituales referencias.

Por una parte, recomendar el excelente libro, a mitad de lectura, “Crónicas de La Mafia”, de Iñigo Domínguez, editado por Libros del KO. Una entretenida recopilación de historias de La Mafia, desde su creación a los tiempos actuales. Con una excelente documentación y prolijo en referencias. Abarca todos los aspectos relacionados con este tema, desde la creación de la organización, su evolución, los principales protagonistas, los vínculos con la política y la iglesia, etc. Narrado en un lenguaje ágil y cercano.

image-2

Por otra parte, recordar la efemérides del día: el cuarenta aniversario del primer concierto de Ramones en Nueva York. Una de las bandas referencia del punk rock.

Por último, comentar que desde hoy, este blog va a testar la tecnología de Adman Media para la integración de campañas no intrusivas.

Únicamente se incorporarán recomendaciones que puedan ser de valor para los usuarios y, por supuesto, no interfieran en el contenido y sean afines al mismo.

Apuntes sobre la (fallida) Participación en el Maratón de Barcelona 2014

En este artículo se resumen los resultados y sensaciones de la participación en esta carrera. El objetivo es concluir la serie de entradas en las que se ha descrito el plan de entrenamiento para la misma y el próximo Maratón de Boston 2014.

Me vi obligado a abandonar el maratón unos metros antes del kilómetro veintidós (extremo derecho superior del mapa del recorrido adjunto) como consecuencia de una rotura fibrilar en la zona interior del gemelo derecho.

Mapa

He intentado extraer una serie de conclusiones sobre los ritmos de carrera para que pueda deducirse alguna correlación con el plan de entrenamientos seguido. Incluyo, asimismo, una serie de sensaciones en relación con este abandono, el primero tras cien carreras, impresiones sobre la (excelente) organización de la carrera y algunos comentarios sobre la ciudad de Barcelona.

Tiempos y Relación con el Plan de Entrenamiento

Tal como se describía en el anterior post, la secuencia de entrenamiento había sido prácticamente similar en volumen de kilómetros semanales y ritmos promedio a la seguida en la preparación de la edición de este mismo maratón en el año pasado y en la del Maratón de Nueva York siguiente.

Se estimaba un tiempo previsto de 03:02:30. El reloj, sin embargo, se detuvo en 01:30:56 tras casi veintidós kilómetros.

Reloj

Las conclusiones respecto a los tiempos en esta carrera del pasado domingo hasta el punto del abandono se resumen en:

  1. Sensaciones, al margen de las molestias en el gemelo (existentes desde la misma salida) buenas. Sin problemas en relación con los problemas de alergia y molestias del nervio ciático y espalda descritos durante la preparación.
  2. Ritmo medio de 04.09 minutos por kilómetro, homogéneo a pesar de la presencia de subidas y bajadas en esta primera parte.
  3. Extrapolación lineal de un tiempo de 02:55:00 para los 42,195 kilómetros totales. No obstante, es preciso tener en cuenta tres penalizaciones.
  4. En primer lugar, el mayor recorrido real frente al teórico medido según la trayectoria óptima. En el momento de la retirada estimo que se encontraría en unos 300 – 400 metros de más; en 2013, al final de la carrera fueron, aproximadamente, 700 – 800 metros adicionales a los 42,197 oficiales. Por lo tanto, estimo una penalización por este concepto de entre 02:00 y 03:00 minutos para el total de la carrera.
  5. En segundo lugar, la habitual penalización de las segundas partes de un maratón respecto a las primeras. En base a la experiencia de anteriores carreras de este tipo, y de la misma de Barcelona 2013, teniendo en cuenta el perfil (más favorable en la segunda parte en esta carrera), estimo que se hubiera situado entre 01:00 y 02:00, como máximo.
  6. Por último, un factor importante el pasado domingo: el calor. Durante la parte final de la carrera se registraron temperaturas por encima de 25 grados, en un día muy soleado en Barcelona. Como referencia, la posición relativa que alcancé en la carrera de 2013, con una marca en torno a 03:03:00, se ha conseguido este año con una marca en torno a 03:06:00. Esos 03:00 minutos de diferencia pueden ser la referencia de la posible penalización.
  7. Por lo tanto, un tiempo estimado podría haber sido la suma de los 02:55:00 de la extrapolación del ritmo en el momento del abandono, más 00:02:30 de los metros recorridos de más respecto a la trazada optima, más 00:01:30 de penalización por cansancio en la segunda media parte, más 00:03:00 debidos al calor día. Es decir, unos 03:02:00, prácticamente en el entorno previamente previsto, lo cual indica una buena configuración del plan de entrenamiento y, de nuevo, regularidad en la preparación.
  8. Lógicamente, el desempeño de esta estimación habría estado sujeto a múltiples factores, siendo los más relevantes el calor en el transcurso de la carrera, la adecuada hidratación durante la misma y, por supuesto, y a la vista de la situación final, la sensación muscular de molestias en el gemelo durante la hipotética segunda parte.

Comentarios sobre la Organización de la Carrera

De nuevo, repetir los excelentes comentarios sobre la organización del Maratón de Barcelona de anteriores artículos en relación con el mismo. En mi opinión, es el mejor maratón de España y está creciendo para convertirse en uno de los mejores de Europa y del mundo.

Barcelona-Marathon

En esta edición, de nuevo mejoras:

  1. La situación de la Feria del Corredor en el recinto de la Fira situado en la Plaza de Espanya, en lugar de la ubicación tradicional al final de la misma, cercano a las fuentes. Mucho más cómodo de acceso desde el metro o desde la Estación de Sants.
  2. Los avituallamientos fueron abundantes y, aparentemente, reforzados debido a las condiciones climatológicas. Se habilitaron, además de los productos tradicionales, pequeños barreños de agua para refrescarse el cuerpo.
  3. Perfecto cierre del recorrido al tráfico, hasta donde pude percibir.
  4. Mayor presencia de público en la primera parte del recorrido (supongo que también en la segunda), seguramente debido al buen día en Barcelona en contraste con otras ediciones con temperaturas más bajas y lluvia intermitente.
  5. Correctas bandas musicales en puntos del recorrido, muy bien señalados previamente en la información de la carrera.
  6. Amabilidad en los empleados de la organización en la recogida de dorsales y, en mi caso, en la recogida de la bolsa tras el abandono. También buena la gestión de la entrada en el día de la carrera, manejando correctamente el gran volumen de público entre los pasillos de la zona del guardarropa.
  7. Información de la carrera a través de redes sociales excelente, especialmente en lo relacionado con las acciones de su principal patrocinador. Fueron útiles sus informaciones del día previo a través de Twitter y Facebook acerca de las previsiones de temperatura en la carrera y las recomendaciones de hidratación. También se habilitó una funcionalidad para el seguimiento en tiempo real de los corredores sobre la que no puedo opinar.

Twitter_Temperatura

Como matices de mejora, señalar los siguientes:

  1. Aunque la nueva zona de guardarropa mejora la situación anterior, el espacio cercano para estirar y calentar antes de la carrera disminuye.
  2. El control de entrada en los corrales por la zona izquierda es eficaz, con zonas bien delimitadas y numerosas personas de la organización en funciones de control. No obstante, queda pendiente el control de la zona derecha (tribuna de prensa), desde la que algunos pocos corredores se “colaron” en las olas delanteras. Por cierto, inexplicable e impresentable actitud la de estos (pocos) corredores.
  3. Creo que se puede ampliar la comunicación de la carrera para una mayor afluencia de público animando. Quizá, se echa de menos una mayor intensidad en la publicidad exterior en la ciudad los días previos.

Comentarios (prescindibles) sobre la Lesión y el Abandono

En primero lugar, destacar que es el primer abandono tras cien carreras populares, de ellas, veinte maratones. Después de todo, no es una mala estadística. Alguna vez tenía que suceder.

Previos

Los entrenamientos, descritos en este blog, fueron adecuados y la última semana el descanso fue razonable, entrenando, pequeñas distancias, solo martes, miércoles y jueves.

Asimismo, comentar que las diversas molestias previas estaban, más o menos, controladas: alergia mitigada por el clima de Barcelona, dolor de espalda desaparecido, pinchazos en el nervio ciático soportables y molestias estomacales inexistentes. Ningún indicio ni sospecha de problemas musculares, que nunca, previamente, se habían presentado. Los paseos del día anterior, al que corresponde la siguiente fotografía, no fueron excesivos; en una Barcelona con un clima espléndido.

Línea_Azul

El calentamiento fue razonablemente bueno. Acudí al depósito de la mochila con un ligero retraso, debido a ciertas obligaciones laborables (sí, el domingo al amanecer comenzaba la Fórmula 1 en Melbourne…), pero con tiempo suficiente para estirar y calentar. Los estiramientos fueron adecuados, reiterados y con bastante dedicación de tiempo. El trote de calentamiento fue muy breve debido al poco espacio disponible en el lateral de la zona de salida. Fue sintomático que en dicho calentamiento ya noté, por vez primera, un pequeño pinchazo en el gemelo luego afectado.

Carrera

Durante los primeros kilómetros tuve la sensación de agarrotamiento en las piernas; extraña dado el calor ya presente a esas horas. Y las molestias en el gemelo comenzaron a aparecer, en principio en forma de dolor “sordo”, tipo pinchazo. Especialmente, en los tramos de subida. Las sensaciones en los diez primeros kilómetros no fueron, en absoluto, buenas, a pesar del razonable ritmo de carrera.

Entre el kilómetro diez y el veinte las molestias en el gemelo se mitigaron, aunque no desaparecieron. El tramo de subida por la Avenida Meridiana en los kilómetros diecinueve y veinte fue duro y, en su parte final, volvieron a aparecer los dolores. En el tramo, ya de bajada, desde el final de dicha Avenida hasta la Media Maratón se incrementaron. Tras el paso por dicho punto medio, en menos de 01:28:00, cada zancada llevaba aparejado un pinchazo hasta que cerca del veintidós experimenté una especie de “latigazo” en el gemelo que me hizo imposible continuar.

Desde ese mismo momento percibí que era imposible continuar. No era una sensación de calambre o contractura, sino que ya suponía la aparición de una rotura. Casi inmediatamente decidí abandonar.

Tras el Abandono

De todo el mapa de la carrera, ese punto es, probablemente, el último que se elegiría, a priori, para abandonar, dada su lejanía del centro de la ciudad. Afortunadamente, la zona se encontraba a escasos metros de una parada del Metro de Barcelona (estación de Navas) que, además, enlaza de forma directa con Plaza de Espanya (guardarropa, donde primero acudí para la recogida de la mochila) y con Universidad (cerca del hotel en que nos acomodamos, en la confluencia de la Gran Vía de las Cortes Catalanas con la Rambla de Catalunya, al que me desplacé inmediatamente).

Mapa

Un abandono “cómodo”. Con mi agradecimiento al grupo de turistas sudamericanos que, amablemente, me permitieron entrar con ellos en el Metro. También al responsable de la Organización que se interesó por mi estado en la zona de guardarropa y prestó su móvil para avisar a la familia.

Sensaciones Posteriores

La sensación tras el abandono no fue mala, al ser la primera tras cien carreras. También, por el hecho de producirse en un lugar cómodo y tras un viaje aprovechado para hacer turismo con la familia. En alguna ocasión tenía que producirse esta primera situación y, al margen de Madrid, este era el lugar menos problemático. Uno de los agradables mensajes que recibí decía algo brillante y con lo que estoy de acuerdo: “no eres maratoniano de verdad si no has abandonado al menos una vez”.

Tras la pequeña decepción, el descubrimiento de un pequeño tesoro gastronómico de Barcelona, el encantador pequeño restaurante (dos mesas compartidas) de la trastienda de la mantequería Can Ravell, en la calle Aragó. Un lugar muy recomendable, por la magnífica cocina (imprescindibles los huevos fritos con patatas y foie), el encanto de lugar y la excelente atención de su propietario. Merece la pena la lectura de este excelente artículo que dedico la revista cultural Jot Down a este peculiar restaurante.

Can_Ravell

Semana Siguiente

Tras los importantes dolores de la tarde del domingo en la vuelta en AVE a Madrid, el lunes siguiente acudí en dos ocasiones a las urgencias de la Clínica Cemtro de Madrid, no pudiendo permanecer para ser atendido por el excesivo tiempo previsto de espera (más de tres horas en ambas ocasiones).

Por cierto, lunes diecisiete, festividad de San Patricio.

El día siguiente martes, fui atendido y diagnosticado con la prevista rotura de fibras en el músculo gastronecmio del gemelo izquierdo y prescrita la baja deportiva por un periodo de cuatro semanas.

Urgencias

Los dolores empezaron a amortiguarse el pasado jueves, coincidiendo con un evento en que participé como ponente, durante el que:

  1. Primero, esta excelente canción sirvió como banda sonora de nuestra presentación: http://www.youtube.com/watch?v=WptxUWvrINQ
  2. Segundo, un extraño (y equivocado, creo) parecido con un actor americano me recordó esta magnífica interpretación: http://www.youtube.com/watch?v=_GTogHysPv4
  3. Tercero, su conclusión coincidió con el inicio de la primavera, y la llegada, a través de redes sociales, de esta otra buena canción:
  4. http://www.youtube.com/watch?v=OsL9EoXrqHw

Otros Comentarios

En primer lugar, y por encima de todo, agradecer sinceramente a mi amigo David Valencia, colega de entrenamientos de la Dehesa de la Villa, su compañía y ánimo durante los veintidós kilómetros y haber permanecido conmigo unos largos minutos tras el abandono. De todas las sensaciones (abandono, lesión, etc.) la peor fue, sin duda, haberle hecho perder la carrera y la oportunidad de hacer una muy buena marca. A David, por la amabilidad con la que participó principalmente para ayudarme, le debo un favor.

También me alegró recibir otros numerosos mensajes de ánimo, previos y posteriores a la carrera, a través de redes sociales y de este blog (@martachavero, @PalomaUgarte60, @oscarvazquezcar, @RobertoLealG, @brendamarting, @manumarlasca, @rincon_grafista, @kktejera, @iN0r1, @ElianaSalmeron, @lhernansaiz, @jordi_fuste, @Pitufollow, @Lola_Garlochi, etc.). Es muy agradable sentir tal compañía entre corredores y espero corresponder.

Por último, el agradecimiento a todos los integrantes del CQTP (Paco, Miguel, Luis, África, Juan, Paco, Teresa, Miguel Ángel, Carlos, Víctor, Antonio, etc.) de la Dehesa de la Villa por el interés personal mostrado en estos días.

Siguientes Objetivos

De las consecuencias de la lesión, la que más me apena es la imposible participación en el Medio Maratón Villa de Madrid del próximo 6 de Abril. Es la primera vez, tras todas las ediciones de esta carrera desde 2001, en que no correrá esta prueba.

También supone la cancelación de la inscripción al Maratón de Boston del próximo 21 de abril (anunciada en el plan de entrenamientos de los anteriores artículos de este blog). Esta circunstancia, aunque negativa, se ve mitigada por las dudas previas en la participación debido a diversos problemas de tipo logístico y familiar. Las dudas quedan despejadas. Será en 2015.

Los objetivos para este año serán, primero, una buena recuperación y, segundo, el descanso de maratones durante una temporada. Tras los tres del 2013, quizá sea necesario un periodo de recuperación más largo. Por supuesto, no hay intención de participar en Mapoma, las dudas sobre el nocturno de Pamplona por Sanfermines también quedaron despejadas en su momento (problemas, también de agenda y trabajo) y Berlín fue de imposible inscripción. A esperar el sorteo (con marca acreditada) de Nueva York 2014 el próximo dos de Noviembre o, en caso negativo, la posibilidad de Chicago en Octubre.

Libros

Tras la delicia de la lectura de “¡Melisande!…”, ya reseñada hace un par de semanas, el listón estaba alto. Durante estos días, y en el transcurso del viaje, la lectura de dos libros y un pequeño cómic.

Primero, un muy buen ensayo de Nuccio Ordine, de Editorial Acantilado: “La Utilidad de lo Inútil”.

Contiene unas acertadas reflexiones acerca de la importancia de la cultura. la educación y la sabiduría (y el amor) en estos tiempos mal caracterizados por el pragmatismo. Con una gran erudición y numerosas referencias y ejemplos en textos clásicos y contemporáneos. Una lectura muy necesaria, que merece la pena, a pesar de su “densidad” en algunos momentos, y con un mensaje con el que coincido plenamente.

Utilidad

Segundo, una decepcionante novela, aún a media lectura: “Kassel no Invita a la Lógica”, lo último de Enrique Vila-Matas, en Seix Barral. Un gran escritor, con una prosa excelente y una brillantes composición de los personajes. Pero aburrida a más no poder y con un mensaje un tanto confuso hasta, al menos, la mitad de la novela. Dudando entre si concederla la oportunidad o abandonar, como en el Maratón de Barcelona, hacia la mitad.

Y tercero, un muy interesante, “divertimento”: el cómic “Guía del Mal Padre, Volumen 2”, de Guy Delisle. Delicioso y muy divertido tebeo para padres, en el que, inquietantemente, me veo reflejado en muchas de las historias que cuenta.

Guia_Padre

Por último, entre las recientes adquisiciones, aprovechando el Día Mundial de la Poesía el pasado jueves, el último premio de poesía de la Fundación Loewe, “Los Desengaños”, de Antonio Lucas, editado por Visor.

Desengaño

Para los próximos días, las referencias, que acudirán en las próximas entrada del blog serán el excelente libro de Libros del KO “Historias de la Mafia” y los, respectivamente, 20 y 40 aniversarios del “Bulevar de los Sueños Rotos”, de Sabina y Urquijo, y del primer disco de Los Ramones.

Entrenamiento para los Maratones de Barcelona y Boston. Tercera Parte: Previos al Maratón de Barcelona 2014

Doce semanas después de comenzar esta secuencia de entrenamientos llega el momento de resumir lo sucedido en la tercera semana de las cuatro en que se ha dividido la crónica.

Se trata de un punto relevante en la preparación, dado que el próximo domingo 16 de Marzo se celebra el Maratón de Barcelona 2014, el primero de los hitos relacionados con este plan. Y el de la participación más probable, dado que la presencia en el Maratón de Boston 2014 está aún pendiente de confirmar.

En este bloque de cuatro semanas se combinan las dos primeras, en teoría, las de mayor carga de entrenamientos antes de la participación en un maratón, con las dos últimas, previas al mismo, de disminución de las distancias de los rodajes.

Tras la explicación del bloque, con una estructura similar a los dos anteriores, se reserva un espacio para unos breves comentarios acerca de las sensaciones, comparaciones y estimaciones previas a esta carrera del próximo domingo en Barcelona.

la foto-3

Datos del Tercer Bloque

Se resumen en el siguiente cuadro:

Bloque3

Comentarios generales

Ha sido un periodo de cuatro semanas caracterizado por dos circunstancias que han afectado a los entrenamientos:

  1. La presencia de molestias físicas derivadas de una afección alérgica y, en las dos primeras, de un proceso gripal combinado con problemas estomacales.
  2. La realización de, al menos, un viaje semanal, que ha reducido la media  de días de entrenamiento y ha afectado ligeramente al resto de la preparación.

Estas dificultades han sido más significativas durante las dos primeras semanas, apreciándose una mitigación en las dos últimas.

Comentarios específicos

  1. Promedio de 78,2 kilómetros semanales, con un máximo de 84,5 (semana del 17 de febrero, segunda del bloque) y un mínimo de 72,2 kilómetros (cuarta semana y previa a la correspondiente al domingo en que se corre el Maratón de Barcelona). En comparación con el segundo bloque de cuatro semanas, en este tercero se ha reducido el entrenamiento medio por semana en 9,6 kilómetros (-11%). Los principales motivos han sido la realización de solo cinco entrenamientos en la primera semana, debido a la  recuperación del esfuerzo en la Media Maratón de Fuencarral – El Pardo, y a las molestias físicas antes indicadas. También ha influido la disminución de las distancias medias diarias en la cuarta semana, anterior al Maratón de Barcelona.
  2. Excepto en la primera semana, los días de entrenamiento semanales han sido seis. En cada una de ellas, la ausencia de un día de entrenamiento se ha debido a los desplazamientos laborales (Valencia, Barcelona y Sevilla, por este orden).
  3. La distancia media diaria de entrenamientos ha sido de 13,6 kilómetros, tan solo 0,4 metros inferior (-3%) a la del anterior bloque. Aquí se combina la reducción de las distancias medias en la última parte con el aumento de los recorridos de los rodajes diarios en la primera.
  4. La estructura estándar de entrenamientos se ha seguido de forma razonable, con la excepción de la primera semana. En las tres siguientes se han realizado los rodajes habituales (acumulación durante lunes y martes, largo el sábado y ritmos controlados el resto de días) y series (el domingo). Se ha incluido el objetivo de un segundo día a la semana de ritmos rápidos (aproximadamente, 15 – 20 segundos por encima del ritmo de series y 30 – 40 segundos por debajo de los ritmos de rodaje) para mejorar las sensaciones anaeróbicas. Eso ha repercutido en una mejora desde los casi 05:00 minutos por kilómetro en la primera semana del bloque y la secuencia de las siguientes, en que, progresivamente, se ha ido mejorando la media a los, aproximadamente, 04:40 minutos por kilómetro, primero, y a los 04:30 – 04:35, después. La recuperación de sensaciones ha sido muy positiva en esta secuencia, a pesar de la persistencia, aunque con menor intensidad, de las molestias.
  5. Los rodajes largos de los sábados se incrementaron en las dos primeras semanas con sendos recorridos por la nueva ruta Anillo Verde – Casa de Campo – Madrid Río, descrita en este blog. En la primera semana se alcanzaron 28,1 kilómetros y en la segunda, máximo del plan, 29,7 kilómetros. Asimismo, el descubrimiento de esta ruta, de gran calidad e interés, ha sido uno de los hitos del plan de entrenamientos. Los ritmos no fueron  exigentes (en el entorno de 05:00 minutos por kilómetro en el primer caso y en el de 04:45 en el segundo) pero sirvieron para adquirir fondo. Los dos últimos sábados del bloque se dedicaron a rodajes controlados más cortos (17,0 kilómetros) y a ritmos más rápidos (04:14 minutos el kilómetro en el último de ellos).
  6. Como de costumbre, prácticamente todos los rodajes y la totalidad de las series se han realizado en el circuito de la Dehesa de la Villa. En este entorno se realizaron, también, los dos últimos rodajes largos de los sábados citados en el punto anterior. Las excepciones han sido los dos rodajes largos de los sábados de las dos primeras semanas en el recorrido antes comentado y un rodaje nocturno de unos diez kilómetros desde Puerta de Hierro a la pista de correr de las instalaciones del Canal en el Parque de Santander, en el que, probablemente, se profundizará en el futuro y se describirá con mayor detalle en estas páginas.
  7. El ritmo promedio ha sido de 04:41 minutos por kilómetro, con una mejor semana (la última) de 04:31 y una peor (la primera) de 04:57. En comparación con el segundo bloque de cuatro semanas, el ritmo medio solo ha empeorado en menos de un segundo por kilómetro (-1%). Un buen dato, habida cuenta de las dificultades planteadas por los efectos de la intensa alergia.
  8. Los ritmos cómodos de entrenamiento durante el bloque ha fluctuado de manera significativa. Ha sido un periodo en el que se ha pasado de ritmos de rodaje de recuperación en el entorno de los 05:00 minutos el kilómetro a secuencias más razonables entre 04:35 y 04:45. He estimado entre 15 – 20 kilómetros por segundo el efecto de las dificultades respiratorias derivadas de la alergia en los momentos de mayor intensidad.
  9. Los ritmos de las 6 series de 1.000 metros de los domingos experimentaron una evolución similar, pasando de las medias escasamente inferiores a los 04:00 minutos el kilómetro en las dos primeras semanas a secuencias por debajo de los 03:45 en las dos siguientes. El ritmo de las series de 1.000 metros del último domingo del bloque, anterior al Maratón de Barcelona, fue de 03:41 minutos el kilómetro, completadas con dos kilómetros de calentamiento previo (a 04:15 minutos el kilómetro) y otros dos de recuperación final (a 04:10 minutos el kilómetro).
  10. No se ha participado en ninguna carrera popular en este periodo de cuatro semanas.
  11. El peso tras el rodaje largo de los sábados se situó de media en 62,1 kilogramos, aproximadamente medio kilo por encima del medio del bloque anterior de cuatro semanas. En el incremento, poco significativo, ha influido la reducción de los rodajes largos de las dos últimas semanas.
  12. Durante los entrenamientos se han empleado los dos pares de zapatillas mixtas Mizuno Precisión (alternadas en función de los días de lluvia), con nivel alto de desgaste, junto con la incorporación, en las dos últimas, de un nuevo par, recién adquirido, del mismo modelo.

Comparativo con 2013

  1. Promedio de kilómetros: peor en 12,1 kilómetros de media semanal (-13% respecto a 2013). Precisamente, el mismo porcentaje, en sentido contrario, que la diferencia en el segundo bloque respecto al primero.
  2. Ritmo promedio: peor en 5 segundos por kilómetro (-2% respecto a 2013). Como consecuencia del impacto del descenso de ritmos en las dos primeras semanas.

Sensaciones

  1. Malas durante las dos primeras semanas por los motivos antes comentados. Especialmente desagradables fueron las intensas sensaciones de alergia durante la primera semana y las molestias estomacales (probablemente derivadas de una gripe) durante las dos primeras. Afectaron, sobre todo, al desempeño de los rodajes largos de los sábados y las repeticiones a ritmos rápidos de los domingos.
  2. En progresión positiva durante la tercera y cuarta semana, disminuyendo sustancialmente esas molestias.
  3. Muy buenas durante el fin de semana de la cuarta semana, última antes del Maratón de Barcelona. Tal como se ha indicado, incluyendo un rodaje de 17 kilómetros a un buen ritmo (04:14 minutos el kilómetro) y una muy buena secuencia de series de 1.000 en el domingo (a 03:41, de media).
  4. Reaparición puntual de dolores producidos por el nervio ciático en las dos últimas semanas. Quizá como consecuencia de la intensidad de los dos rodajes largos de las semanas precedentes y de los reiterados viajes semanales.
  5. Malas sensaciones de carrera en buena parte de las tercera y cuarta semana producidas por los fuertes vientos que han soplado en Madrid en estos últimos días (a continuación se adjunta una fotografía de unos de los árboles de la Dehesa de la Villa afectados por estos vientos). En la mayor parte del periodo, las temperaturas han sido bajas. Por su parte, y desgraciadamente, escasas apariciones de lluvia.

la foto-3

Comentarios en Relación con el Maratón de Barcelona

En resumen, los datos de la preparación de las últimas doce semanas son los siguientes:

  1. Promedio de 82,5 kilómetros semanales, con un máximo de 100,5 (semana 5) y un mínimo de 72,2 (semana 12 y última).
  2. Ritmo medio de 04:40 minutos por kilómetro, con un mínimo de 04:31 (semanas 2 y 12) y un máximo de 04:57 (semana 9, primera de este último bloque).

La comparación con los datos (ajustados*) de las preparaciones en las últimas doce semanas en los tres anteriores maratones es la siguiente:

  1. Barcelona 2013 (03:02:59): 81,0 kilómetros semanales y 04:40 minutos por kilómetro promedio.
  2. Madrid 2013 (02:59:14): 82,6 kilómetros semanales y 04:43 minutos por kilómetro promedio.
  3. Nueva York 2013 (03:03:00): 84,0 kilómetros semanales y 04:40 minutos por kilómetro promedio.
  4. Barcelona 2014 (__:__:__): 82,5 kilómetros semanales y 04:40 minutos por kilómetro promedio.

* Corregidos, en el caso de Barcelona y Madrid 2013 por las dos semanas de baja como consecuencia de una gripe.

Caben destacar, como factores a tener en cuenta en la comparación, al margen del distinto perfil de las carreras y la climatología en cada caso, las dificultades en las semanas previas de preparación de Barcelona y Nueva York 2013.

En el comparativo de sensaciones respecto a las anteriores carreras, y, especialmente, el maratón de Barcelona de 2013, destacar lo siguiente:

Sensaciones Positivas

  1. Regularidad en las doce semanas, con unas medias de kilómetros estables y tan solo una semana de ritmos negativos.
  2. Ausencia de dolores significativos derivados de la hernia discal o la ciática.
  3. Dos últimas semanas con clara mejora de ritmos y buenas sensaciones en la segunda de ellas.

Sensaciones Negativas

  1. Dificultades respiratorias, que persisten, derivadas de la fuerte alergia a las arizónicas.
  2. Ritmos de entrenamiento peores en la segunda parte del plan de entrenamientos respecto a la primera.
  3. Descenso en el número de kilómetros semanales y, principalmente, de días de entrenamiento en la segunda parte (35 de los 42 días, frente a los 39 de 42 de la primera). Debido a una combinación de las molestias indicadas y el frío y viento durante la mayor parte de estos días.
  4. Ligero exceso de peso respecto al óptimo (aproximadamente, un kilo). En parte, debido a lo indicado en el punto anterior.
  5. Posible “peor” climatología en el día de la carrera. Las previsiones para la próxima semana y el mismo domingo en Barcelona son de calor y sol (despejado, entre 09 – 17 grados), en contraste con la perfecta temperatura y ligera lluvia de la edición del pasado año.

Y, por supuesto, el factor del Principio de Incertidumbre de Heisenberg (“no es posible predecir nada con exactitud”). En los tres últimos maratones, las sensaciones previas eran negativas: la previsión para Barcelona 2013 era de 03:15 – 03:20, no existió una preparación específica para Madrid 2013 (en un día de viento y temperaturas gélidas) y la presencia en Nueva York estuvo en duda hasta el último momento. Los resultados fueron mejores de lo esperado. En este caso, podría suceder a la inversa. En el maratón, todo es posible.

Un pronóstico: 03:02:30.

Otros

Libros 

Más que notables las obras leídas en estas cuatro semanas:

  1. “Canadá”, de Richard Ford. Valoración: 5/5.
  2. “Vertedero”, de Manuel Barea. Valoración: 4/5.
  3. “¡Melisande! ¿Qué son los Sueños?”, de Hillel Halking. Valoración: 4/5.

“Canada”, de Richard Ford (Anagrama)

la foto-6

Una obra maestra. Dos partes diferenciadas. Una primera, ágil y dinámica, incluso cómica a ratos, en el que se narra el disparatado atraco al banco realizado por los padres del protagonista adolescente y su hermana gemela, así como las consecuencias del mismo. Una segunda intimista y profunda, en la que se va describiendo el tránsito a la madurez de este inolvidable personaje.

En mi opinión, una obra que, con el tiempo, podría situarse a la altura de los grandes clásicos. De las numerosas citas de la novela, la que recoge su esencia es esta: “Asegurarse de tener siempre algo que no importe perder y centrarse en el presente”. De eso trata.

“Vertedero”, de Manuel Barea (Lengua de Trapo)

la foto-4

la foto-5

Un gran descubrimiento, gracias a un tuit del escritor madrileño Montero Glez. Precisamente, la mejor aproximación a una crítica de esta deliciosa novela es considerar al joven autor (24 años) como una réplica sevillana del madrileño en sus comienzos (“Sed de Champán”, por ejemplo).

Es una excelente novela negra, con un muy bien construido personaje protagonista. Está escrita, como dice el madrileño, “a salivazos”. Fue premiada en un certamen de novela en Valencia (por unanimidad). Considero que puede convertirse en la novela revelación del año. Su autor es ya uno de los escritores jóvenes a seguir.

“¡Melisande! ¿Qué son los Sueños?”, de Hillel Halking (Libros del Asteroide).

la foto

Se lee en dos días. No por su extensión, sino por la forma en que engancha. Es una bellísima carta de amor del protagonista a su mujer, que repasa en sucesivos “flash – backs” los principales acontecimientos de su juventud y madurez, en los Estados Unidos de los 50 y 60. Trata de manera exquisita cuestiones como el aborto, la infertilidad y la infidelidad; todo en el contexto del amor, la comprensión y el perdón. El final es estremecedor.

Algunas de estas novelas se “colaron” y desplazaron a algunas de las anunciadas en el anterior post, al amparo de unas críticas y recomendaciones. En la lista para este mes de Marzo, las siguientes que aparecen son:

  1. “Kassel no Invita a la Lógica”, de Enrique Vila – Matas (Seix Barral).
  2. “La Utilidad de lo Inutil”, de Nuccio Ordine (Acantilado).
  3. “Un Hombre al Margen”, de Alexandre Postel (Nórdica).
  4. “Crónicas de la Mafia”, de Íñigo Domínguez (Libros del KO).

la foto-7

Para más adelante, las anunciadas en el anterior artículo: “Dissident Gardens”, de Jonathan Lethem, “Filosofía para la Felicidad”, de Epicuro y “Victus”, de Albert Sánchez Piñol y “A Ras de Yerba”, de Montero Glez.

Música

Algunas canciones que han marcado algunos de los acontecimientos de estas semanas, con unos breves comentarios acerca del porqué.

 “A San Fernando, un Ratito a Pie y Otro Caminando”, de Manolo García.

La canción que sonaba en el subconsciente al parar el taxi para la estación del AVE de vuelta a Madrid el pasado jueves 6, en una soleada, calurosa y espectacular Sevilla (la fotografía que se adjunta pertenece a esa tarde). La duda obvia, frente al Puente de Triana, era que dirección tomar: hacia el AVE o hacia las playas de Cádiz.

la foto-2

“Layla”, de Derek and The Dominos.

Goodfellas y la intención de comenzar a aprender a tocar la guitarra (¿?) llevaron a esta magistral interpretación. La nómina de músicos que aparecen (Cream, Rolling Stones, etc.) es espectacular. El tipo de las percusiones, hipnótico.

“Shadowfall”, de Audiomachine.

No encaja con ninguna canción de este artículo, ni con ninguna del resto de posts de este blog. Es el fondo musical de una magnífica edición de vídeo que, tanto en el plano profesional, como en el personal, ha jugado un papel esencial en estas semanas.

“La Barrosa”, de Paco de Lucia.

De todas las obras maestras del genio de Algeciras, se escoge la que permite recordar un maravilloso rincón del sur con un significado trascendente.

“I Got You, Babe”, de Sony and Cher.

La canción del despertador a las 06:00. Un pequeño homenaje a Harold Ramis, director de una de mis películas preferidas y, a su vez, símbolo filosófico.

“Racing in the Street”, de Bruce Springsteen & E Street Band.

Una de las  obras maestras del disco en directo de Bruce y la E – Street 1975 – 1985. La que más ha sonado en el reproductor del coche estas últimas semanas. Un disco en directo con cuarenta canciones, de las que siete son obras maestras (una de ellas, esta), trece son excelentes y las veinte restantes son, simplemente, muy buenas. Por diez euros, comprado legalmente, no se puede pedir más.