Ruta para Correr por La Barrosa

Como complemento y ampliación de una antigua entrada de este blog, a continuación se describe, con mayor detalle y medidas más exactas, una sencilla ruta para correr por la playa de La Barrosa, en Chiclana de la Frontera (Cádiz). Chiclana es una localidad con una población habitual de entre 80.000 y 90.000 habitantes que en verano recibe más de 200.000 visitantes.

Descripción General

La ruta, que se ilustra con comentarios y fotografías, es un recorrido que he practicado en numerosas ocasiones, en verano. Algunos aspectos que se comentan (temperatura, horarios recomendados, equipación sugerida, etc.) han de entenderse en ese contexto de fechas.

Transcurre íntegramente por dicha playa. En concreto, a través de sus denominadas “Pistas” 2 y 3, desde el punto de entrada del puente de madera situado entre los apartamentos “Las Dunas” y el hotel “Valentín Spa Sancti Petri”, hasta la formación rocosa que separa el final de La Barrosa y el inicio de las calas de Roche.

Características y Sugerencias

La distancia exacta entre ambos puntos es de 5.485 metros, de los, aproximadamente, ocho kilómetros que mide el total de la playa, cuya Pista 1 no se recorre en esta ruta. Por tanto, un recorrido de ida y vuelta comprende casi 11 kilómetros que, unidos a un tramo adicional desde los hoteles o apartamentos próximos, pueden proporcionar fácilmente un rodaje de más de 12 kilómetros.

A continuación se adjuntan dos panorámicas generales del recorrido tomadas desde la loma de la Torre del Puerco, en el kilómetro 3 del mismo, aproximadamente. Más adelante, se ilustra el recorrido desde la playa con fotografías tomadas cada 500 metros.

Panorámica 1. Del inicio de la ruta, aproximadamente hacia la mitad de ese tramo de playa (ver más adelante) hasta, más o menos, el kilómetro 3.

20130811-150905.jpg

Panorámica 2. Desde, aproximadamente, el kilómetro 3 hasta el final del recorrido de ida (casi 5,5 kilómetros) ubicado en las formaciones rocosas del saliente que se vislumbra al final de la fotografía.

20130811-151020.jpg

La superficie, obviamente, es lisa. Arena de playa respecto a la que hay que anotar dos consideraciones:

1. Para evitar inclinación y disponer de un mayor espacio liso y, más o menos, duro es preciso correr en momentos de marea baja. Una buena tabla de mareas en esta playa se puede consultar en esta web, inteligible incluso para profanos en temas de pesca: http://www.tablademareas.com/es/cadiz/cadiz.

20130809-232153.jpg

2. Incluso corriendo en marea baja, el esfuerzo en la zancada es superior al habitual en terreno duro (asfalto, cemento, tierra, etc.). Más adelante se indican cuáles son los tramos en que es más probable encontrarse con arena más blanda o abundante. Estimo, y es una aproximación subjetiva, que dicho esfuerzo adicional es de entre un 5 y un 10% superior al normal. En tiempos, calculo que el ritmo por kilómetro es, aproximadamente, un 7 – 8% superior al equivalente en dicho esfuerzo en las otras superficies. Es un buen entrenamiento para fortalecer las piernas.

La equipación recomendable es la habitual de pantalón corto y camiseta de manga corta. Y, por supuesto, zapatillas (las mas usadas) y calcetines. Suelo emplear las más gastadas, para tirarlas tras dos o tres semanas de uso por la arena y el agua, que las desgastan significativamente. Así quedaron las Mizuno Precisión utilizadas esta vez.

20130813-095255.jpg

El mejor momento para correr por esta playa es, en mi opinión, la primera hora de la mañana (07:30 – 08:30). Menos calor, poca gente (a ojo, 20 – 30 personas corriendo y el doble o triple paseando) y un magnífico amanecer, con el sol saliendo por la parte de costa, a través de las dunas, en el recorrido de vuelta. No obstante, el régimen de mareas puede hacer aconsejable rodajes a otras horas del día o la tarde; con el inconveniente, en este caso, de la probable aglomeración de público en la playa.

Otro factor a considerar, importante en la zona, es el viento. Puede afectar de forma significativa (15 – 20 segundos por kilómetro) el ritmo. Personalmente prefiero una ida con el viento en contra para una vuelta a favor (Levante), siempre que no sea muy significativo (hasta 25 ó 30 kilómetros por hora es aceptable).

Impacto en Entrenamientos

En general, es un recorrido recomendable para fortalecer las piernas, a ritmos aeróbicos. No es recomendable, dada la excesiva carga, para ritmos rápidos. Ni, por supuesto, para series, dadas, además, las complejidades de la superficie. Es una buena ruta de entrenamiento, por ejemplo, para las primeras semanas de preparación de un maratón, para ir recogiendo fuerza. Para las fases del Maratón de Berlín el entrenamiento aquí en agosto es demasiado tardío y puede ralentizar ritmos. Es buena, en esas fechas, para la preparación del Maratón de Nueva York.

Como referencia, una secuencia estándar de rodajes practicados aquí durante los últimos veranos es de 6 días semanales, sin series, para un total de, aproximadamente, 70 kilómetros semanales, a un ritmo medio de entre 5’10” y 5’15” minutos por kilómetro. Los rodajes de las anteriores semanas en Madrid se estaban completando a unos 4’40” de media (80 kilómetros semanales, incluyendo, al menos, un día de series, que mejora la media restante en casi 5″). El primer rodaje en Madrid tras estos entrenamientos en Sancti Petri (cerca de 14 kilómetros, el 15 de agosto) se hizo, a ritmo aeróbico cómodo, a 4’38”, tras un día de descanso. Por tanto, una posible estimación del impacto de los diversos “handicaps” sería de unos 30″ por kilómetro por encima de lo habitual debidos, en mi opinión en el siguiente orden, a la complejidad de la superficie de arena de playa, la realización del rodaje en ayunas, inmediatamente después de salir de la cama, sin calentar y con molestias (ciática y espalda), la humedad en el ambiente y el efecto del nivel del mar.

Junto con los recorridos a través de la ruta del Parque Periurbano de La Barrosa (ver anterior entrada) entre el 26 de Julio y el 13 de agosto de este verano he rodado unos 192,5 kilómetros, a partes aproximadamente iguales entre ambas rutas.

Fotografías y Breves Comentarios

A continuación se ilustra el recorrido con algunas fotografías, laterales (costa) y frontales, del trayecto de ida, tomadas cada 500 metros. Se realizaron en un amanecer despejado, son nubes. A medida que se avanza en la ruta se va apreciando la salida del sol por el lado izquierdo del sentido de ida y, especialmente, en las ilustraciones del camino de vuelta.

Se incluyen también algunos breves comentarios explicativos. Se citan puntos de referencia como, por ejemplo, hoteles que se vislumbran desde la playa, para ofrecer, simplemente, una idea para la orientación (no existe ningún interés particular en estas menciones). En algunos párrafos se añade una referencia musical o literaria relacionada con la zona, así como algunas curiosidades históricas. Y al final de la entrada se comentan, brevemente, cuatro libros leídos durante el período en que se hicieron los rodajes de este año.

Vistas al inicio (puente de madera). Cuya entrada está situada entre los apartamentos “Las Dunas” y el hotel “Valentín Spa Sancti Petri”. De, aproximadamente, 100 metros de longitud. Pendiente, de inclinación media, en bajada en sentido hacia la playa. A la vuelta, tras el rodaje en la playa y con las piernas “cargadas”, la subida se hace algo dura.

En determinadas ocasiones, el inicio del puente, a primera hora de la mañana (antes del paso de los equipos de limpieza, hacia las 08:00), conserva aún los desagradables restos del “botellón” de la noche anterior.

20130805-173055.jpg

A la vuelta, esta es una de las partes de la playa con mayor anchura en los momentos de marea baja. A la izquierda de esta salida hay una abundante zona de dunas, una de las principales características de esta playa. También se mantienen los restos de una construcción de piedra, especie de puesto de vigilancia, abandonada.

20130805-173228.jpg

20130805-174919.jpg

Vistas a los 500 metros. En este punto ya se han dejado atrás otro de los chiringuitos (el del Hotel “Vincci”) y, en el lateral de la costa, los frontales de los hoteles “Valentín” y el primero de los del complejo “Hipotels”.

20130805-175335.jpg

Entre las canciones habituales en la megafonía de estas terrazas durante el actual verano, la siguiente:

Llévame esta noche a San Fernando,
iremos un ratito a pie y otro caminando.

Los hoteles del comienzo de esta Pista 2 de La Barrosa están razonablemente bien integrados con el entorno.

20130805-175440.jpg

Vistas a los 1.000 metros. A la altura del primero de los hoteles “Iberostar”.

20130805-205535.jpg

20130805-205608.jpg

Vistas a los 1.500 metros. Pasado el hotel “Meliá – Sancti Petri”.

20130805-205646.jpg

La anchura de la playa en bajamar en esta zona sigue siendo importante. En los días de Levante medio o fuerte es, posiblemente, el tramo más protegido por las dunas.

20130805-205732.jpg

Vistas a los 2.000 metros. A la izquierda, por la zona de costa, desaparecen los hoteles y solo se perciben las dunas. En el interior, no visibles desde la playa, proliferan los complejos de apartamentos construidos alrededor y dentro del campo de golf, diseñado por Severiano Ballesteros.

20130805-205804.jpg

20130805-205840.jpg

Vistas a los 2.500 metros. A la izquierda siguen las dunas como única referencia, aunque ya se percibe más claramente, a unos 500 metros, la Torre del Puerco. En este tramo se pasa por delante del posiblemente mejor chiringuito de esta playa, el “Tribeca Playa”.

20130806-095937.jpg

En esta parte es habitual la presencia de pescadores a primeras horas del día cuando las mareas favorecen la llegada de peces.

20130806-100017.jpg

Vistas a los 3.000 metros. Se llega a la altura de la citada Torre del Puerco, construcción militar del siglo XVI. Utilizada en el siglo XIX en la Guerra de Independencia como punto de vigilancia para el avistamiento de barcos enemigos franceses. Una red de estas torres a lo largo de la costa gaditana comunicaba, a través de señales de fuego, la llegada de tropas por mar.

20130811-151116.jpg

20130806-100049.jpg

Un papel que se recuerda de la Torre en las guías es el que tuvo lugar en marzo de 1811, fecha de la Batalla de La Barrosa entre tropas españolas y francesas en esta playa.

20130806-100129.jpg

En la costa, un poco antes de llegar a la Loma del Puerco, se aprecian los contornos de los hoteles “Riu” y el nuevo “Barceló”, los últimos que se ven desde la playa en el recorrido.

Vistas a los 3.500 metros. Tras la Torre del Puerco, la playa se hace un poco más estrecha e, incluso con marea baja, la arena es más blanda y cuesta algo más correr ligero. En la parte de costa no se vislumbran edificaciones.

20130806-100214.jpg

En esta parte, al amanecer, se encuentran grupos de turistas a caballo, con instructores. Es preciso prestar atención a las pisadas de los equinos, profundas en la arena, para no desequilibrarse.

20130806-100247.jpg

Vistas a los 4.000 metros. Por aquí la playa se estrecha un poco y es más blanda la superficie. En este kilómetro, el lateral está protegido por las laderas de la Loma del Puerco.

20130806-100323.jpg

20130806-100407.jpg

Vistas a los 4.500 metros. Se comienzan a ver chalets en la ladera. Al paso por un punto en el que se encuentran unas pequeñas construcciones de madera, al modo de especie de vestuarios, durante unos cuántos metros se percibe un desagradable olor a desagüe o alcantarilla.

20130806-100457.jpg

20130806-100533.jpg

Vistas a los 5.000 metros. Se perciben con más claridad las construcciones rocosas que separan esta playa del conjunto de pequeñas playas o calas del poblado de Roche.

20130806-100629.jpg

20130806-100713.jpg

Vistas a los 5,450 metros (final del trayecto de ida). Rocas que separan las playas. Solo se pueden atravesar, con precauciones (son muy resbaladizas), en momentos de muy baja marea. Se escoge como punto final de esta ruta y se inicia el camino de vuelta.

20130806-100758.jpg

20130806-100847.jpg

A continuación se incluyen algunas fotografías del camino de vuelta, que, a la hora en que se hacen los rodajes en que se toman, reflejan el efecto del amanecer sobre la playa, con el sol saliendo, en este sentido de vuelta, por el lado derecho de la trayectoria.

20130806-101029.jpg

20130806-101121.jpg

20130806-101211.jpg

20130806-101321.jpg

20130806-101652.jpg

En este sentido de la marcha, en el horizonte se percibe a lo lejos el Castillo de Sancti Petri, bajo el cual, según la mitología, están enterrados los restos del héroe Hércules (“cuando aún no era Hércules, sino el Melkart de los fenicios”).

20130809-103331.jpg

Una buena referencia para conocer el papel de esta zona y de la provincia de Cádiz en los mitos griegos es “Huella Jonda del Héroe” una de las últimas crónicas del escritor madrileño, afincado en esta provincia, Montero Glez.

20130809-170740.jpg

Algunos párrafos el los que dicha obra se refiere a esta zona.

20130815-214019.jpg

Autor del que también es recomendable, en este contexto, la espléndida “Pistola y Cuchillo”, ambientada en San Fernando.

También cuenta la leyenda que de este castillo partieron las tropas de Aníbal hacia la conquista de Roma.

Cádiz Fenicia y Cartago a las puertas de Roma.

Otras importantes referencias a esta zona son las recogidas en algunos de los poemas del gaditano José Manuel Caballero Bonald (curiosamente, vecino de mi lugar de entrenamientos en Madrid, la Dehesa de la Villa). Uno de ellos es el siguiente:

20130815-195549.jpg

Comentarios sobre Libros

Para concluir, una breve mención a los libros leídos durante el período de los rodajes que dan lugar a este artículo. Una obra maestra, dos muy buenas novelas y un (en mi opinión) bodrio.

20130808-163835.jpg

Respecto a la obra de Kafka “El Proceso”, la reseña es evidente: una magistral obra no solo sobre la justicia y la culpa sino sobre la existencia humana. Enlazo un análisis que creo merece la pena repasar: http://www.naranjaplatano.com/kafka_proc.htm

La novela de David Nobbs “Caída y Auge de Reginald Perrin” es amena, divertida, con ágiles diálogos y no exenta de mensaje. Además, un buen motivo de recuerdo de la buena serie inglesa emitida en España a principios de los ochenta. Merecerá la pena la segunda parte, que también editará Impedimenta.

“La Misma Ciudad” de Luisgé Martín ha sido una agradable sorpresa. Muy bien escrita, envuelve y genera desasosiego al sentirse uno identificado en algunos pasajes. Un ejemplo, junto con el precioso poema de Kavafis que juega un papel central en el libro:

20130809-201739.jpg

Respecto al bestseller del verano, “La Verdad sobre el Caso Harry Quebert”, siento discrepar de las buenas y generales opiniones favorables y sugerencias. En mi opinión (puedo estar equivocado) y respetando el carácter “ligero” de la lectura de este tipo de novelas, especialmente en verano, tiene un argumento inverosímil y con lagunas importantes, personajes planos, que por lo general, transmiten poca empatía (empezando por los dos principales protagonistas), diálogos cursis, situaciones ñoñas y, sobre todo, escrita con un deplorable estilo. Por no hablar del remate final de la narración. Solo me resulta interesante y bien construido el reflejo de la sociedad y algunos personajes de las pequeñas localidades de la costa Este de Estados Unidos en que se desarrollan las tramas, que el autor demuestra conocer bien. Resulta sorprendente que esta novela haya obtenido el Goncourt des Lycéens, que, por ejemplo, consiguió hace poco la magnífica “El Club de los Optimistas Incorregibles”, de J. M. Guenassia.

Conclusión

Atractivos del recorrido.

1. Un entorno excepcional. Es una de las mejores playas de España y constituye un privilegio correr en ella. Esta ventaja predomina sobre todas las demás y compensa, en mi opinión, los inconvenientes que luego se describen.
2. En verano y a primera hora, una agradable sensación térmica.
3. Una razonable distancia para entrenar, sin cortes ni interrupciones.
4. Con marea baja, una muy buena superficie para correr.
5. Escasa aglomeración de público hasta las 11:00 de la mañana, aproximadamente.
6. Una buena oportunidad para el fortalecimiento de piernas, alternativa al cross.

Inconvenientes.

1. Dependencia de uso de la ruta en función del régimen de mareas.
2. Aglomeraciones de gente a partir de media mañana.
3. Incluso con marea baja, zonas de arena densa o excesivamente húmeda que hacen más difícil la zancada.
4. Práctica limitación de su uso para ritmos aeróbicos y casi imposibilidad de ejecutar series en buenas condiciones.
5. Carga en las piernas y cansancio tras varios días de rodajes continuados.
6. Incomodidades puntuales derivadas de algunos usos (pesca, clases de equitación, etc.).

A pesar de constituir un recorrido muy simple, he tratado de dejar constancia de uno de los más bellos parajes por los que tengo la suerte, en casi todos los veranos, de correr. Disculpas por las reiteraciones y posibles inexactitudes, así como por algunos comentarios subjetivos que puedan no ser de interés.

Espero que la descripción sirva de utilidad para los que deseen practicar la ruta y, sobre todo, anime a algunos más de los veraneantes en la zona a incorporarse.

Y también que sea un bonito recuerdo cuando en invierno veamos las playas vacías.

Como complemento a este, en el anterior post se describe otra ruta interior de exactamente diez kilómetros por esta misma zona.

[Ruta incluida en la entrada “Recopilación de Rutas para Correr. Agosto 2013“]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s